Como afecta el ADN al efecto del cannabis y cómo elegir tu variedad

Macfoto

El fumar la misma variedad de cannabis en distintas personas produce diferentes efectos y reacciones. Cuando varios consumidores consumen cannabis de un mismo porro, cada uno de ellos tiene distintas reacciones. Hay quien ríe a carcajadas, a quien le da por soñar, filosofar o el de la mirada perdida.

Cada persona tiene un efecto diferente al consumo. Aunque es divertido ver la variedad de reacciones que siente cada uno de ellos, no sabemos porque realmente esto ocurre. Los cannabinoides y terpenos que se encuentran dentro del cannabis interactúan entre si con la bioquímica interna de cada usuario.

También, los aspectos del estilo de vida como el ejercicio, el sueño y la dieta juegan un papel importante en la forma en que reacciona el cannabis en un día determinado. Sin embargo, el factor más importante es la composición del sistema endocannabinoide de cada uno. Un sistema en el cuerpo humano que reacciona a los cannabinoides del cannabis. El ADN contiene instrucciones detalladas sobre cómo funcionará su sistema endocannabinoide y con su manera diferente para cada ser humano.

El cannabis y el ADN

Gracias a nuetros genes que contienen instrucciones sobre cómo crear enzimas y proteínas que conforman el cerebro y el cuerpo, es fácil ver cómo pueden afectar su sistema endocannabinoide y posteriormente la experiencia con el cannabis. Un ejemplo extremo de esto es la deficiencia clínica de los endocannabinoides (CECD) , un trastorno genético en el cual el cuerpo produce cannabinoides y receptores mucho menos endógenos en comparación con una persona sana.

Si se tiene el gen responsable de la deficiencia clínica de los endocannabinoides, se necesitará mucho más cannabis para lograr los mismos efectos que una persona sin este gen.

Tomemos, por ejemplo, los genes CYP2C9 y CYP2C19; codifican la enzima que descompone el THC y el CBD, respectivamente. Las variantes de estos genes pueden hacer que las enzimas que crean sean un 30% menos efectivas. Esto significa que los consumidores con estas variantes tendrán menos probabilidades de descomponer el THC. Por lo que sus efectos durarán más tiempo, aunque puede provocar somnolencia. Aunque este efecto es uno de las búsquedas de muchos usuarios.

ADN y consumo de cannabis

Teniendo en cuenta la efectividad de la marihuana como una opción de tratamiento para una amplia gama de trastornos y enfermedades, y la fiabilidad del ADN para determinar la probabilidad de desarrollar una enfermedad particular para una persona determinada, debe entenderse que, teniendo en cuenta la predisposición genética, los usuarios pueden elegir mejor los productos de cannabis para lograr los resultados deseados.

En el mercado legal, los consumidores tienen miles de productos y variedades de cannabis para elegir. Por lo que encuentran muchas opciones con diferentes proporciones de cannabinoides y terpenos. Los factores más importantes que determinan los efectos y las propiedades curativas del cannabis.

Eligir productos que coincidan con nuestros genes

La gama de productos y variedades, combinada con la comprensión de nuetro propio ADN, permite personalizar la selección de productos combinando puntos de diferentes resultados de pruebas.

Por ejemplo, muchos genes pueden predisponer a alguien al desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y la demencia. También, los estudios han demostrado que el terpeno que se encuentra en el cannabis como el pineno tiene un efecto neuroprotector que apoya particularmente la memoria. Por lo tanto, los usuarios de cannabis con tales predisposiciones deben elegir productos de cannabis con alto contenido de pineno.

De manera similar, los usuarios con una tendencia a desarrollar esquizofrenia o episodios psicóticos deben usar THC bajo y cepas de CBD altas que proporcionan efectos antipsicóticos . De manera similar, las personas con alto riesgo de cáncer pueden usar productos contra él con alto contenido de THC.

Contra más países comiencen a permitir que los científicos realicen investigaciones sobre el cannabis, más aprenderemos sobre la efectividad del consumo a nivel individual. Por ejemplo, un nuevo estudio de 2018 reveló hasta 35 genes que aumentan las probabilidades de que consumas cannabis en un 11%. Ésto en combinación con genes que predisponen a individuos a abusar, puede usarse para planear los descansos de su uso.

0 Compartir
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más Artículos
EEUU, cannabis sustituye al alcohol y productos farmacéuticos