Ampliar leyes y conocimiento, propuesta de una médica argentina

A diferencia de la normativa impulsada por el Gobierno de Mauricio Macri que limitaba su producción, la actual propuesta consiste en permitir el cultivo con fines terapéuticos.

ecuador

Argentina vive meses de convulsión jurídica en torno al uso de cannabis con fines medicinales.

Es que mientras a nivel federal el Gobierno sigue rígido, provincias y municipios se acercan a una posibilidad que los emancipa económicamente.

En el medio, los usuarios.

Julieta Veneziano, médica y coordinadora del departamento médico de la asociación civil INCAMED entiende que “hay que seguir ampliando la ley proporcionalmente a cómo se amplía el conocimiento”

La propuesta la hizo en una entrevista que le realizó Radio Gráfica. Y días después de que el Ministerio de Salud de la Nación y organizaciones afines presentaran una propuesta para actualizar la reglamentación de la Ley de uso medicinal de la planta de Cannabis y sus derivados.

A diferencia de la normativa impulsada por el Gobierno de Mauricio Macri que limitaba su producción. La actual propuesta consiste en permitir el cultivo con fines terapéuticos.

También la venta de aceites en las farmacias e impulsar la producción pública en todo el país.

Acceso garantizado

Por otro lado, garantizaría el acceso gratuito a pacientes que tengan mutualistas y se ampliaría el abanico de patologías que podrían utilizar este método para tratamientos o cursas de enfermedades.

Hasta el momento, solo está autorizada por pacientes con epilepsia refractaria.

“Cuando uno habla de cannabis está hablando de algo sumamente amplio y que es una planta que está atravesada por 100 años de prohibicionismo. Y con lo cual los avances en la tecnología en cuanto a la investigación científica y médica para su aplicación se vieron completamente perjudicados por esta situación”, opina Veneziano.

La especialista precisó que el cannabis “tiene registros históricos de uso medicinal en culturas milenarias como China, Persia, e la Hindú. Es una planta que se usa hace 5.000 años de forma terapéutica con poco estudio en materia de ciencia comparado con el opio”.

Recordó que la planta comenzó a estudiarse “en 1960, con un doctor en química que se llama Raphael Mechoulam empezó a estudiar porque la planta de cannabis hacía efecto en los humanos. Y descubrió que existían el THC, una de las moléculas que más comúnmente se conoce del cannabis y ahí se empieza a estudiar esta sobre la historia de esta planta”.

Respecto a las modificaciones que se pueden ir incorporando a la legislación que regula su uso, destacó que “por supuesto hay que seguir ampliando la ley de manera directamente proporcional a cómo se amplía el conocimiento”.

Cosas positivas de la ley

“Los tiempos de la ciencia y los políticos no son los mismos, pero definitivamente la ley tiene cosas súper positivas como también le faltan muchas cosas”, agregó.

La investigadora de INCAMED reconoce que el cannabis puede utilizarse de diferentes formas y las vías de administración son varias.

Pueden ser las tópicas, que es excelente para las articulaciones como las rodillas y las muñecas.

También se puede ingerir o de manera sublingual.

A su vez puede usarse de forma inhalatoria, por vía fumada, la cual no se recomienda por la presencia de compuestos piróliticos. Y debido a la combustión, o por vía vaporizada, que tiene un efecto muy rápido y para algunos casos esta muy bien indicada.

En sintonía, comentó que sucede en el caso de la artrosis, patología que genera mucho dolor. “El cannabis termina siendo una herramienta sumamente segura si es usada con conocimiento”.

Frente al difícil acceso que tienen los usuarios del cannabis medicinal, la médica enfatizó en que “tiene que ser integral, porque no todos pueden ni quieren cultivar -esto también hay que avalarlo-.

Profundizó que “se habla mucho de calidad de vida pero también hay que pensar en calidad de muerte”.

Derecho al acceso

“Las personas que están en esa situación no pueden esperar 9 meses a que crezca la planta, también tienen derecho a acceder a un preparado a base de cannabis” que pueda aminorar los síntomas de su padecimiento.

En cuanto a la discusión que hay sobre la despenalización y comercialización del cannabis medicinal; hizo hincapié en que “definitivamente podría ser una opción para tener en cuenta”.

“Cuando hablamos de cannabis no es solo un preparado medicinal. Hablamos de tela, de combustión, de material de construcción, de medicina, mochilas, zapatillas, donde es la misma planta pero no sintetiza cannabinoides que son los compuestas activos. Es una planta que tiene mucho potencial en múltiples esferas. Es oro verde y cotiza en bolsa”. Propuesta

Más Artículos
EEUU-México, localizado un nuevo túnel con un enorme alijo de drogas
>