Aprende a hacer unas trufas cannábicas para chuparse los dedos

Las trufas de chocolate son un dulce muy parecido a un bombón, pero que se elabora con chocolate negro...

Las trufas de chocolate son un dulce muy parecido a un bombón, pero que se elabora con chocolate negro, mantequilla, mantequilla, azúcar glaseado, yema de huevo y en ocasiones también nata. Como se puede intuir, su nombre hace referencia al hongo trufa, que se desarrolla bajo tierra y es una delicatessen culinaria. Como ya es habitual en nuestro blog, adaptamos todo tipo de recetas para añadirle cannabis. Y hoy os traemos una receta para hacer unas deliciosas trufas de chocolate cannábicas.

INGREDIENTES

  • 150 gramos de chocolate negro para postres
  • 100 ml de nata líquida
  • 250 gramos de magdalenas o bizcocho
  • 20 gramos de cannabis
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 chorrito de licor

PREPARACIÓN

Empezamos como siempre integrando el cannabis en uno de los ingredientes grasos, en este caso la nata. Ponemos en un cazo la nata y el cannabis triturado y ponemos a fuego suave. Dejamos que se infusione durante unos 20 minutos sin parar de remover. Pasado este tiempo, retiramos del fuego, colamos para retirar la materia vegetal, y reservamos.

En otro cazo también a fuego suave, añadimos la mantequilla hasta que se derrita. Para evitar que la mantequilla se queme por un descuido, algo que perjudicaría al sabor de las trufas, puedes añadir unas gotas de aceite de oliva.

Por otro lado, en un cuenco deshacemos las magdalenas hasta conseguir unas finas migas. Y en otro cuenco fundiremos en chocolate. Puedes usar el microondas en intervalos de 15-20 segundos, o fundirlo al baño maría. Apenas te llevará unos minutos.

Cuando el chocolate se haya fundido, añadimos las migas de magdalenas, la nata líquida, el licor y la mantequilla. Con la ayuda de las manos, de una cuchara o una lengua pastelera, amasamos bien hasta conseguir una masa homogénea.

Esta masa la taparemos con un papel film para evitar que haga una costra, y la llevamos a la nevera. Pasados unos 30-40 minutos habrá adquirido consistencia y será más fácil de trabajar. Tan sólo queda hacer pequeñas bolas con la ayuda de las manos.

Para terminar, podemos pasar cada una de las trufas cannábicas por cacao, coco rayado, fideos de chocolate… y a disfrutar. Las conservaremos en la nevera y en un recipiente con tapa, donde se podrán conservar en buen estado durante al menos dos semanas.

Más Artículos
El CBD reduce la paranoia, la ansiedad y adicción producida por THC
>