Canadienses se sienten “mejores madres” gracias al cannabis

Foto: Super Channel 12

La legalización de la marihuana en Canadá, sancionada el 17 de octubre de 2018, sigue dando que hablar. Ahora por parte de jóvenes madres que, cansadas en épocas de ilegalidad por ser estigmatizadas, se unieron para proclamar en voz alta que esta hierba las hace “mejores madres”, a pesar de las advertencias de los médicos.

Una de ellas es Jordana Zabitsky, quien atendió una entrevista con la AFP sentada en el salón de su casa, un ambiente impregnado de dulce aroma a marihuana. La mujer despotrica contra el “desprecio” del que son víctimas, según ella, las madres jóvenes que consumen cannabis, totalmente legalizado en Canadá desde el pasado octubre.

“Se espera que trabaje a tiempo completo, que cuide a mis hijos a tiempo completo, que limpie mi casa, que pague mis facturas a tiempo, que cambie mis neumáticos de invierno a tiempo…”, enumera esta treintañera. “Tengo mucho sobre mis hombros, solo soy una persona, ¡la marihuana me permite cumplir mis tareas diarias mucho mejor!”.

Para sumar mujeres en su situación y poder expresarse juntas, Zabitsky creó en Facebook el grupo “Madre María”, estrictamente reservado al género femenino. Hoy en día, esta comunidad cuenta con unas 5.000 integrantes que discuten sin cortapisas sobre su consumo. Sin embargo, el Departamento de Salud de Canadá aclara que “es más seguro evitar el cannabis si eres padre”. “Esta droga puede alterar el juicio hacia los niños”, advierte.

“Las mamás se sienten solas y no saben a dónde acudir, se sienten avergonzadas y temerosas”, señala Annie-Claude Bertrand, quien coadministra “Madre María”. El consumo de marihuana les permite a estas jóvenes alejarse de los opiáceos y los antidepresivos para tratar su ansiedad o depresión, dice por su parte Karine Cyr, cuyo grupo de Facebook “Mis queridas flores”, también dedicado a la planta, reúne a más de 500 miembros.

Son “empresarias, psicólogas, modelos, fotógrafas… son mujeres de todos los círculos”, describe Cynthia Petrin, profesora de “ganja yoga” y coadministradora de “Mis queridas flores”.

“La gente no está informada, todavía piensan que cuando consumimos marihuana estamos frente a nuestro televisor comiendo pizza como adolescentes”, dice Karine, al explicar que creó este grupo para compensar la falta de información sobre el tema.

“Cuando consumo mi cannabis, después de hacer mis tareas domésticas, juego con mis hijos, estoy más presente con mis hijos, soy más paciente, me ayuda en mi vida diaria a ser una mejor madre, una mejor persona”, sostiene.

Karine, madre de dos niños, cuenta que comenzó a usar aceite de CBD (cannabidiol, una sustancia relajante y no psicoactiva) después de su segundo embarazo, rechazando los opiáceos recetados por su médico para evitar sentirse “zombie”.

“No estaba durmiendo, tenía grandes problemas de sueño. Y la primera vez que tomé aceite de CBD, dormí toda la noche como antes”, dice esta mujer oriunda de Quebec que además tiene un podcast sobre el tema.

“Me fumé un porro enorme antes de parir, todos mis médicos lo sabían”, relata Jordana, quien no cree que haya sido ningún problema para sus hijos. Tienen 3 años y 1 año y medio, y son “increíbles”, “muy inteligentes” para su edad, finaliza.

Por Rama

Más Artículos
Uruguay recibe al Foro sobre Cannabis Medicinal
>