NEWS

¿Por qué el cannabis estimula el apetito?

9 agosto, 2022, 12:00 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

¿Sabes por qué el cannabis estimula el apetito? En este post te contamos la explicación en base a los estudios realizados. Te sorprenderá la conclusión.

Por qué el cannabis estimula el apetito

Los efectos del cannabis son muy diversos. Entre los principales y dependiendo de la variedad y su contenido en cannabinoides, se encuentran la relajación, la risa, el sueño, los ojos rojos y el aumento del apetito.

¿Pero sabes a qué se debe éste último? Según algunos de los últimos estudios, el secreto se encuentra en el THC, capaz de estimular y regular el grupo de neuronas encargadas de suprimir el apetito.

No es desconocido que el cannabis es eficaz en pacientes enfermos de cáncer sometidos a quimioterapia que sufren de pérdida de apetito. Incluso para enfermos de SIDA que padecen esto mismo.

Algunos de estos estudios van más allá y afirman que los consumidores de cannabis tienden a tener menor un índice de masa corporal, lo que disminuye entre otras cosas el riesgo a padecer diabetes.

El cannabis por lo tanto ayuda a mejorar el control de la insulina y regulación del peso corporal. Así que por un lado nos encontramos que el THC actúa como un estimulante del apetito.

Pero por otro lado, cuando sus efectos se desvanecen, hay una tendencia a pasar más tiempo sin comer. Esta es una de las razones por las que el cannabis estimula el apetito.

Cannabis estimula el apetito
Cannabis estimula el apetito

El cerebro está dividido en varias regiones o áreas. Algunas de estas áreas controlan nuestro estado de ánimo, mientras que otras influyen en nuestro apetito.

QUIZÁ TE INTERESE:

¿POR QUÉ EL CANNABIS TE PONE LOS OJOS ROJOS?

Cuando se consume cannabis, el THC ingresa y se distribuye en las áreas del cerebro que influye en el apetito, lo que estimulará las ganas de ingerir alimentos.

El Dr. Tamas L. Horvath, profesor de neurobiología y medicina comparada de la Universidad de Yale, ha realizado estudios sobre consumibles de cannabis en pacientes de cáncer de páncreas.

En ellos se ha demostrado que no hay asociación entre el uso de esta sustancia y la obesidad. Evolutivamente nuestro cerebro está desarrollado para desear cuando tenemos hambre, alimentos con gran cantidad de calorías.

Es por ello que cuando nos encontramos bajo los efectos del cannabis, deseamos alimentos calóricos que en alimentos con un bajo contenido en calorías.

También un equipo de neurocientíficos de la Universidad de Burdeos lleva años experimentando en cannabis con ratones.

Han podido observar que cuando el THC penetra en los receptores del cerebro de estos roedores, aumenta su apetito y su capacidad para olfatear los alimentos.

Al exponerlos a diversos alimentos nada apetecibles para ellos, inicialmente mostraron un mínimo interés hacia ellos.

Pero después de administrarles THC en cambio, aumentó su sensibilidad a los olores. Y además mostraron un aumento del apetito, llegando a ingerir más cantidad de alimento.

Secar una planta de marihuana

También existe otro estudio publicado al respecto en The American Journal of Medicine, “El impacto del uso del cannabis en la glucosa, la insulina y la resistencia a la insulina en adultos estadounidenses”.

En este estudio se reveló que los consumidores de cannabis tenían niveles más bajos de insulina significativos en ayunas. Además se mostraron menos propensos a la resistencia a la insulina.

Para este estudio se tuvieron en cuenta a 4657 pacientes. De ellos, 579 eran usuarios actuales de cannabis. Otros 1975 habían consumido cannabis en el pasado pero ya no lo consumían. Y 2103 de ellos nunca lo habían consumido.

A todos ellos les midieron los niveles de insulina y glucosa en ayunas. Y sorprendentemente los niveles de insulina en ayunas en los consumidores actuales de cannabis se redujeron notablemente.

Pero en cambio no sucedió lo mismo en los consumidores que ya lo habían dejado ni en los que nunca lo habían consumido.

Así que como ya comentamos, para personas con enfermedades que disminuyen el apetito, el aumento de este producido por el cannabis puede ser terapéutico.

Por ejemplo para pacientes con cáncer, VIH o cualquier otra persona que por cualquier circunstancia haya perdido el apetito, consumir marihuana es un gran aliado. Además no se puede olvidar su efecto de alivio del dolor.

Cannabis estimula el apetito
Asiduos de cannabis

Pero en cambio otras personas pueden encontrar esto como un efecto secundario no deseado. Para quienes les preocupa un posible aumento de peso, siempre hay una solución.

Y esta es tener a mano alimentos saludables. Desde palitos de verdura o frutas, a galletas integrales. En general se recomienda cualquier alimento bajo en calorías, pero siempre en su justa medida.

Qué variedad de cannabis estimula el apetito

En general, todas las variedades de cannabis darán hambre. Desde sativas o híbridos sativa como Amnesia o Silver Haze, hasta índicas o híbridos Indica como Critical o Hindu Kush.

Como ya mencionamos, el responsable de este efecto es el THC, así que con que tenga cantidades elevadas de este cannabinoide será suficiente.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

2 respuestas

  1. Yo con respecto a este asunto tengo una intuición que no se hasta que punto será cierta o no (he empezado a mirar un poco y hay mucha documentación científica que trata este asunto directa o indirectamente y la verdad, no he querido profundizar en ello ni tratar de encajarlo en un pensamiento elaborado), pero quería compartir la intuición/ocurrencia.

    Para mí es que de alguna forma cuando se esta fumado el cerebro tiene mayor actividad excepto si lo que estas haciendo es solo ser un receptor (viendo la tele por ejemplo) pero a nada que tengas espacio para pensar… ¡punba! Piensas el doble, no digo ni bien ni mal, puede ser de paranoia porque tienes los ojos rojos o estas un poco torpe para los movimientos rutinarios (fregar platos, no así para los inspirados; danza libre) y piensas que pensará tal o cual persona que esta cerca. O puede ser que pienses más porque lo utilizas en la imaginación (por ejmplo para meditar). Desde luego, decir que no solo la calidad de imágenes que puedas proyectar sino la cantidad de estas y la capacidad de transformarlas adquiere volúmenes y velocidades que el cerebro en estado normal no alcanza (o no le da por alcanzar). Aunque puede haber también mucho pensamiento no provechoso.

    Y cuando el cerebro está más activo pues consume más calorías, claro. (He leído por hay que la diferencia no es habitualmente mucha pero, eso que hagan conmigo la prueba cuando estoy fumado y seguro que sale bien distinto, esa es la sensación que tengo al menos)

    Luego está que si eres fumador habitual (y no de tabaco, solo marihuana me refiero) como no comas bastante te quedas como un palo, y esa es una prueba de que no es algo psicológico de que afecta a no se que neuronas relacionadas con el hambre, no, es que has consumido más calorías.

    Pero bueno, vuelvo a decir que esta es una impresión que tengo, no científicamente demostrada (no me he puesto a comprobar nada), y que proviene de mi experiencia personal y de algún comentario de algún conocido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular