Cinco variedades de cannabis muy especiales

Existen muchas variedades o cepas muy distintas de cannabis. Os dejamos cinco de ellas para estos días tan extraños que tenemos que pasar

Existen muchas variedades o cepas muy distintas de cannabis. Os dejamos cinco de ellas para estos días tan extraños que tenemos que pasar

Jack Herer: es uno de los grandes clásicos holandeses y buque insignia de Sensi Seeds, cruce además de las tres variedades holandesas de adopción más influyentes de la historia como son Skunk, Haze y Northern Lights. Y decimos holandesas de adopción porque se desarrollaron en un inicio en Estados Unidos, pero fueron piezas fundamentales en prácticamente todos los bancos de semillas de Holanda a partir de los 80. Se trata de un híbrido que cuenta con varios fenotipos diferenciados, principalmente tres con dominancia sativa y uno con dominancia índica, todos ellos de una calidad excepcional.

Banana OG: y de uno de los grandes clásicos de todos los tiempos, a una variedad de moda desde hace muy poco. En los últimos años, se han dado a conocer en Estados Unidos una serie de híbridos que destacan por sus altísimos niveles de THC. Banana OG es uno de ellos, un poderoso híbrido cruce de OG Kush y Banana que en pruebas de laboratorio alcanzó niveles del 24,5% de THC. Sus cogollos son tremendamente resinosos y cuentan con agradables y marcados toques a plátano maduro. Los efectos son muy potentes, demasiado incluso para los consumidores más habituados. Principalmente dominan las sensaciones de relajación plena, pero es también muy alegre y divertida.

Destroyer: en la actualidad son muy pocos los bancos de semillas que ofrecen híbridos de la calidad y exclusividad de esta sativa. Se trata de una de las variedades más conocidas de Cannabiogen, un perfecto cruce de un híbrido Colombia x Mexico 100% sativa de floración rápida, y la poderosa sativa Meao Thai. El resultado es una sativa pura que como sugiere su nombre, es realmente destructora. Destaca un período de floración relativamente corto tratándose de una sativa, con un delicioso y exótico sabor heredado de sus genes tailandeses. Los efectos son los típicos de una buena sativa, muy alegres y positivos.

Zkittlez: se trata de otra de las variedades de moda y destinada a convertirse en uno de los grandes híbridos de la historia. Es una genética con dominancia índica resultado de combinar un híbrido Grape Ape x Grapefruit, con una variedad de origen no revelado. Ganadora de tres primeros premios en la Emerald Cup 2016 y la Cannabis Cups de San Francisco y Michigan en 2015, es una variedad que produce gruesas y largas colas de aromas dulces y a frutas tropicales. Los efectos son sorprendentemente estimulantes para tratarse de una índica. Deja a quien la consume concentrado, alerta y feliz, mientras el cuerpo cae en una gran relajación.

Girl Scout Cookies: es una de las variedades más famosas de Estados Unidos. Muchos de sus descendientes han ganado Cannabis Cups. Los breeders que la desarrollaron, conocidos como the Cookies family, partieron un una Kush espectacular que cruzaron con la sativa Durban Poison. Y éste híbrido resultante lo cruzaron con una OG Kush. El resultado es una variedad que llama la atención sobretodo por su delicioso aroma y sabor a galletas recién horneadas. Los efectos son potentes y equilibrados. Es además una de las variedades más demandadas en dispensarios de cannabis medicinal de Estados Unidos.

Más Artículos
¿Con qué altura se florecen las plantas en un cultivo interior?
>