Colombia busca un extracto de cannabis capaz de liquidar al covid-19

El mundo entero vive pendiente de una vacuna y los laboratorios lo saben. El coronavirus covid-19 ha puesto en suspenso nuestras vidas

bancos

El mundo entero vive pendiente de una vacuna y los laboratorios lo saben. El coronavirus covid-19 ha puesto en suspenso nuestras vidas y el hallazgo de un antídoto parece ser lo único que puede retomar la marcha.

Pero, lo que tendría que haber significado una experiencia renacentista para la humanidad, de momento es sólo otro capítulo de la misma ambición.

Los laboratorios (y los países detrás) corren desesperados y compiten entre ellos para ser los nuevos salvadores del planeta.

Todo eso cuando aún no hay -y al parecer no habrá- precisiones de quien y como originó la voraz cepa.

Otros, en cambio, sí están tomándose este proceso de un modo más filosófico.

Son esas personas las que, pasada la introspección de meses de cuarentena, arribaron a una verdad indiscutible: el nuevo mundo tendrá la obligación de ser natural.

Es en ese contexto que el cannabis gana terreno.

¿Solución?

Y cuanto más podría ganar si se convierte en una solución contra el coronavirus.

Eso es lo que intentan determinar algunos laboratorios en el mundo que, incluso, llegaron ya a algunos resultados positivos.

Es, también, y según informa Forbes, el objetivo de un laboratorio y la Universidad de Antioquia (oeste) en Colombia.

Ambas instituciones prueban la efectividad del extracto de cannabis para abatir el virus que provoca la enfermedad covid-19.

Se trata de la farmacéutica Pideka SAS, la que en colaboración con la Universidad de Antioquia realizan pruebas para medir la efectividad que tiene el extracto del cannabis en la protección de las células contra el SARS CoV-2.

La directora técnica de manufactura en dicha empresa, Martha Liliana Vega, es la encargada de dar las buenas nuevas.

La mujer explicó que los últimos resultados revelaron que el cannabis protegió en un 62 por ciento a una célula sana del virus que causa el covid-19.

Una defensa nada despreciable en estos momentos, aunque el potencial podría ser incluso mayor.

Vega detalló a Forbes México detalló que Pideka SAS es una compañía habilitada para cultivar y transformar la planta de marihuana en varias derivaciones.

También para investigar su efectividad como antiinflamatorio y tratamiento para virus, hongos y bacterias.

La especialista agregó que una vez declarada la pandemia de coronavirus en el mundo, la empresa puso manos a la obra.

La corporación firmó un convenio con el grupo de inmunovirología de la Universidad de Antioquia.

El objetivo es estudiar la efectividad de los extractos de cannabis contra la cepa que mató casi un millón de personas en el mundo.

62 POR CIENTO

La farmacéutica reveló algunos resultados de los estudios iniciales de citotoxicidad.

Allí, los investigadores descartan daños a las células sanas con sustancias diluidas en uno, 10 y 100 mililitros del extracto de marihuana.

Luego, el cultivo celular fue colocado con dicha disolución en condiciones específicas para su absorción.

De ese modo se probó su efectividad en la protección del coronavirus, con un 62 por ciento de resultado positivo.

Los estudios fueron comparados con la polémica cloroquina, la sustancia favorita de, por ejemplo, el presidente brasileño Jair Bolsonaro.

La cloroquina es un medicamento que, según aseguran, tiene una respuesta del 73 por ciento en contra del virus.

En el caso del cannabis aún faltan varias pruebas, entre ellas, estudios preclínicos y clínicos en sus diferentes fases para considerarlo un producto sanitario.

No obstante, Vega reiteró que esperan aumentar dicha efectividad contra el covid-19 al 80 o 90 por ciento.

PRESENTACIONES

La especialista agregó que la firma considera desarrollar una gran variedad de artículos, desde desinflamatorio o un antiviral preventivo.

También un desinfectante para superficies hospitalarias, industriales o caseras.

Los alcances de la iniciativa llegan a México, donde Pideka colabora con el instituto del Dr. Alberto Checa.

Allí continuarán con los estudios in vitro sobre la actividad antiinflamatoria, aunque luego seguirán con el desarrollo en Colombia.

Consultada sobre los plazos, la mujer respondió que es demasiado pronto para confirmar una fecha para iniciar estudios en humanos, puesto que sería especulativo.

También dijo que la compañía está en diálogo con el gobierno de Colombia para solicitar apoyo para la agilidad de los estudios.

Los contactos también son estrechos con el Instituto Nacional de Salud y grupos de investigación de otras universidades.

Finalmente, reveló que también están en conversaciones con otras entidades en España, pero por el momento no puede revelar más información.

Más Artículos
estrés
Si cultivas en interior, evita todos estos factores de estrés
>