NEWS

Cómo cuidar una planta de marihuana bebé: consejos

22 noviembre, 2022, 18:45 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Si tus semillas están comenzando a germinar y no sabes cómo cuidar una planta de marihuana bebé, en este artículo te compartimos los mejores consejos para tu autocultivo de marihuana

Proporcionar las condiciones adecuadas para el desarrollo del cultivo de cannabis es importante, lo sabemos. Sin embargo, como tal vez te hayas dado cuenta, estos cuidados deben comenzar desde el día uno. Cuando tus semillas germinan y tienes una pequeña raíz que busca la tierra es el momento de prestar especial atención a la evolución de tu planta de cannabis.

Pero no tienes porqué preocuparte, ya que para esta etapa inicial de tu cultivo, en La Marihuana hemos preparado algunos consejos que esperamos te sean de utilidad. Además, si desconoces las etapas de tu cultivo también te compartimos información sobre las otras etapas de la planta de marihuana.

¿Cómo cuidar una planta de marihuana bebé?

  • No estreses a tus plantas
  • Consigue el mejor sustrato
  • Considera abonar tu sustrato
  • Cuida la iluminación y temperatura de tu planta

No estreses a tus plantas

Cuando tus semillas de marihuana germinen, uno de los primeros pasos es cuidar las condiciones en las que se desarrollará tu planta durante esta primera etapa para evitar que se estresen. Con esto nos referimos a que cuides muy bien el ambiente de cultivo, a través de la luz, aire fresco, temperatura, oscuridad y humedad ambiental de cada una de tus plantas.

En este proceso de crecimiento, que dura entre 2 o 3 semanas, es recomendable que tus semillas germinadas se encuentren en un sustrato adecuado a una temperatura cálida de entre 22°C y 27°C. Además de mantener un nivel de humedad relativa  que deberá de ser entre un 65% y un 80%, con un tiempo bajo la luz de 18 horas al día aproximadamente.

Cuidar de la temperatura, luz y humedad es básico en el proceso de cómo cuidar una planta de marihuana bebé
Cuidar de la temperatura, luz y humedad es básico en el proceso de cómo cuidar una planta de marihuana bebé

Consigue el mejor sustrato

Como mencionamos anteriormente, el sustrato es esencial en el proceso de cómo cuidar una planta de marihuana bebé. Este sustrato debe aportarle los nutrientes que necesita para desarrollar raíces fuertes que le permitan crecer saludablemente, sin importar si hablamos de cultivos de exterior o de interior.

Un sustrato de calidad debe tener un pH de mínimo 6 puntos y puede ser comprado con los nutrientes necesarios en las tiendas dedicadas al cultivo. Adicionalmente deberás humedecer el sustrato correctamente para mantener el pH y ayudar a que el oxígeno llegue a las raíces. En esta fase de crecimiento se recomienda colocar la semilla germinada en un vaso o tener tus plantas en maceta pequeñas para evitar agua estancada que pueda dañar tu planta de marihuana.

Para evitar el exceso de riego en tu planta de cannabis, te recomendamos utilizar un rociador para regar tu sustrato. Siempre asegúrate que el agua del sustrato lo cubra de manera integral, para que no exista un exceso de agua y, si es posible, emplea agua destilada u opta por utilizar agua osmotizada.

Considera abonar tu sustrato

Que tu cultivo tenga una correcta absorción de nutrientes también es muy importante para una planta de marihuana en desarrollo. Actualmente, puedes conseguir abonos para crecimiento líquidos que al ser mezclados con el agua de riego le caerán muy bien a tus plantas de marihuana. En el mercado también hay abonos que pueden ser disueltos en agua.

En cualquier caso, los nutrientes adecuados y más recomendados para las primeras etapas de tu cultivo o de tus plántulas de marihuana en desarrollo son los bioestimuladores. En sus primeras semanas, las plantas de cannabis buscarán desarrollar raíces fuertes, por eso combinar un abono con las condiciones adecuadas será vital para conseguir una planta de cannabis fuerte y sana.

Sin embargo, te recordamos que si tienes un sustrato adecuado, no será necesario abonar tus plantas, al menos durante las primeras 3 semanas desde que la raíz ha salido de la semilla. Después de esta etapa de crecimiento, comienza con estimulantes de raíces para ayudar a tu cannabis y después explora otros tipos de  abono.

Cuida la iluminación y temperatura de tu planta

En el proceso de cómo cuidar una planta de marihuana bebé la iluminación juega un papel muy importante. Ya que puede que hayas elegido un cultivo interior, nuestras recomendaciones giran en torno a la cercanía del foco a tus plantas. Cuida que este no les provoque calor, pero que permita que reciban la luz que necesitan.

Lo más recomendable es que entre el foco y la planta exista una distancia de 45 centímetros como máximo. Para evitar que la temperatura de la planta exceda los 27 grados. Además, recuerda que el periodo de oscuridad no debe exceder las 6 horas, al menos durante las 3 primeras semanas.

¿Cuándo una planta de marihuana deja de ser bebé?

Tu planta de marihuana dejará de ser “bebé” luego de tres semanas. Notarás que esta etapa terminó cuando observes que las hojas dejan de ser redondas y empiezan a parecerse a las características hojas de cannabis, mismas que son reconocibles por tener bordes aserrados y tener forma de mano abierta.

Una vez que las hojas comienzan a ser más visibles se entra en una etapa vegetativa. Esta segunda etapa dura de 3 a 16 semanas aproximadamente, pero en algunos cultivos puede durar más. Esta es la etapa más importante para algunos porque, además de conocer el género al que pertenecen mediante sus preflores, algunas plantas comienzan a florecer. Esto ocurre a partir de la 6 semana.

Sabrás que esta etapa ha llegado porque tu planta de cannabis no solo será más alta, sus hojas también serán más grandes y abundantes, a diferencia de lo que ocurría en la primera etapa.

 

Como puedes ver, el proceso de cómo cuidar una planta de marihuana bebé no es complicado. Sin embargo, debes propiciar las condiciones adecuadas y asegurarte que estás cumpliendo con los parámetros de agua, luz y temperatura correctos para poder conseguir plantas fuertes que después de un tiempo puedan producir cogollos ricos en tricomas.

Si quieres conocer más sobre tu cultivo de marihuana y los distintos cuidados de cada una de las etapas de su ciclo de vida, así como lo que necesitas para hacerla crecer saludablemente, te invitamos a continuar en La Marihuana. Encuentra aquí toda la información que necesitas sobre este y otros temas relacionados con la cannabis.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular