¿Cómo debe ser el mejor secadero para el cannabis?

Aunque todavía faltan semanas para comenzar a cosechar las plantas de exterior, siempre conviene tener preparado lo que será el secadero. No sería la primera persona que con la planta recién cortada, se da cuenta de que no tiene un lugar medianamente acondicionado para ello. Y normalmente las prisas de última hora no traen nada bueno. Este post de hoy lo dedicaremos a hablar de algo tan importante y que garantizará el correcto secado de nuestros cogollos.

Comenzamos hablando de las condiciones óptimas de secado, que no tienen que ser precisamente las necesarias. Por un lado la humedad relativa se establece entre el 50% y el 60%. Ésto va a asegurar un secado lento y que la hierba no llegue a secarse demasiado. En cuanto a la temperatura, rondaría los 19-20º, lo que evitaría que la hierba se seque demasiado rápido, algo que tampoco interesa.

Además, debe ser un lugar oscuro, ya que la luz degrada los cannabinoides y especialmente el THC que se convierte en CBN, de efectos más narcóticos. Y también debe ser un lugar bien ventilado ya que hongos como la botrytis sienten predilección por ambientes templados y con poco movimiento de aire. Todas éstas serían las condiciones óptimas, que en muchas ocasiones se alejan algo de las condiciones reales.

Una habitación vacía, una bodega, un armario de cultivo vacío o cualquier estancia poco frecuentada y que en la que podamos garantizar al menos una buena ventilación y oscuridad, llegaría a ser lo imprescindible. La temperatura y la humedad son parámetros tan variables según la zona en la que se viva, que llega a ser complicado acercarse a ellos sin echar mano de un humidificador o aire acondicionado.

Y por supuesto, debe ser un lugar limpio. Aunque las plagas salvo las orugas no afectarán a los cogollos recién cortados, no queremos que se llenen de suciedad si por algún accidente alguno se cae al suelo. Ni tampoco que alguna araña los use hacer su telaraña para emboscar a su comida. Invierte el tiempo necesario en barrer o aspirar bien lo que será tu secadero durante unas 2-3 semanas.

En cuando al método de secado no hay nada escrito. Hay quien prefiere manicurar los cogollos antes de secar, y hay quien lo prefiere hacer con los cogollos ya secos. También hay quien prefiere usar el método tradicional choricero, es decir colgando las ramas boca abajo de una cuerda o similar, y hay quien prefiere secarlos sobre una superficie, como sucede con los típicos secaderos de cogollos tipo estantería de varias alturas.

 

 

  • Más Artículos
    ¿Cómo proteger las plantas de cannabis contra todo tipo de plaga?
    >