Como elegir la variedad adecuada

Encontrar la medicina correcta requerirá probar un número de variedades, pero las siguientes pautas pueden ayudar a orientar su búsqueda.

Macfoto

Encontrar la medicina correcta requerirá probar un número de variedades, pero las siguientes pautas pueden ayudar a orientar su búsqueda.

Hoy en día, hay cientos de variedades de cannabis medicinal, cada una con diferentes efectos medicinales. Las propiedades únicas de cada cepa surgen de su sinergia de los cannabinoides y los terpenos. Es probable que para encontrar una vairedad de cannabis que funcione bien como medicamento, sea necesario probar una serie de variedades, pero las siguientes pautas pueden ayudarle a orientar su búsqueda. La mayoría de los pacientes eventualmente encuentran de 2 a 3 variedades diferentes que funcionan bien para diferentes propósitos, tales como una para el día y otra para dormir.

Las variedades de marihuana medicinal se clasifican en las siguientes categorías principales: indica, sativa, híbrida indica/sativa y alta en CBD. Si bien estos términos no son científicamente precisos, son ampliamente utilizados en el mundo del cannabis. Es importante tener en cuenta que el cannabis por un nombre de un cultivador puede ser muy diferente al cannabis por el mismo nombre de otro cultivador. Esto dificulta la labor a el paciente que quiere probar una variedad recomendada por otro; puede ser totalmente diferente en aspecto y en efecto a otra marihuana con el mismo nombre. La mejor manera de identificar una cepa que funciona como medicamento adecuado o no, es hacerla analizar en el laboratorio para determinar el contenido de cannabinoides y terpenos, y recordar su apariencia, efecto y aroma. A veces es util tomar apuntes y asi tener constancia de los efectos positivos y negativos que proporciona cada variedad.

Las variedades de Cannabis Sativa son plantas altas con hojas estrechas y cogollos que a menudo tienen una fragancia picante o floral. Estas variedades son generalmente más estimulantes mentalmente, más energéticas y eufóricas. Tienden a ayudar más con las náuseas y otras dolencias abdominales, la estimulación del apetito, los dolores de cabeza, la depresión y la fatiga. Aunque los efectos secundarios son poco comunes y generalmente leves, las sativas son más propensas a causar o empeorar la ansiedad o la paranoia. Las variedades de Cannabis Indica son plantas más cortas y arbustosas y a menudo con fragancias agrias o afrutadas. Las variedades Indica son típicamente relajantes y sedantes. Tienden a ayudar más con el dolor, la ansiedad, los espasmos musculares y el insomnio. Las variedades híbridas de indica/sativa son muy comunes, y han sido cruzadas para que brinden lo mejor de ambos mundos.

Las variedades de CBD han sido específicamente criadas para producir altos niveles de cannabidiol (CBD). El CBD tiene varias propiedades medicinales fascinantes, incluyendo anti-ansiedad, antiinflamatorio, antitumoral, anticonvulsivo y alivio del dolor. Las cepas con altos niveles de CBD tienen una psicoactividad insignificante, lo que las hace deseables para los pacientes que desean los beneficios médicos sin sentirse “drogados o colocados“. Esto puede ser ideal para pacientes que necesitan conducir y trabajar.

Le recomendamos que cuando posible, consulte con un médico experimentado para recibir recomendaciones personalizadas sobre las variedades de cannabis, al igual que las dosis y proporciones de cannabinoides para su patología. Si no puede encontrar un experto, puede contactar con otros pacientes consumidores de cannabis que tengan condiciones similares, y averiguar qué variedades funcionan mejor para ellos. Recuerde que, a menos que compre al mismo productor, puede terminar con un producto totalmente diferente.

Más Artículos
¿Cómo debe ser el mejor secadero para el cannabis?
>