Cómo regar plantas de marihuana: conoce todas las claves

Hoy os vamos a contar cómo regar plantas de marihuana correctamente, una de las tareas más repetitivas que realizaremos a lo largo de un cult

cultivo-de-cannabis-en-exterior
Macfoto

Hoy os vamos a contar cómo regar plantas de marihuana correctamente, una de las tareas más repetitivas que realizaremos a lo largo de un cultivo. La forma de conseguir los máximos rendimiento, es mediante la suma de muchos factores. No sólo basta con tener la variedad más productiva, la mejor iluminación o los mejores abonos, ya que también entran en juego otros factores como pueden ser la temperatura, la humedad, las técnicas de cultivo o incluso los hábitos de riego.

¿Cuántas veces se riega una planta de marihuana?

La consigna es muy clara: una planta de marihuana debe regarse tantas veces sea necesario. No existe una tabla que pueda servir de referencia, ya que la frecuencia de riego va a depender de múltiples factores como son tamaño de la maceta, el tipo de sustrato, el tamaño de la planta, la temperatura y la humedad, fase del cultivo… e incluso la variedad a cultivar. Resumiendo, será imposible saberlo con exactitud.

La marihuana es una especie que requiere gran cantidad de agua. Pero lo que no toleran excesivamente bien los encharcamientos prolongados. Los riegos que exija una planta pueden ser diarios, cada 2-3 días o incluso cada semana cuando se cultiva en grandes contenedores o directamente en suelo. Jamás debemos imponer nosotros los riegos, ya que las necesidades siempre irán variando a lo largo de un cultivo.

Cómo regar plantas de marihuana

También la marihuana es una planta a la que no le gusta pasar sed. Aunque se llegue al extremo de que las hojas se muestren flácidas por falta de agua en el sustrato, tras un riego no tardará en recuperar su aspecto habitual. Pero el mayor problema es que las raíces más pequeñas se mueren y la planta se vea obligada a regenerarlas, lo que supondrá que el crecimiento se frena. Nunca se debe llegar a ese extremo.

¿Cuál es la mejor hora para regar las plantas de marihuana?

Siempre que podamos evitarlo, nunca se deben regar las plantas de marihuana en horas de máximo sol y calor, es decir entre medio día y la tarde. Lo ideal es regar por las mañanas o al atardecer, aunque siempre preferiblemente por las mañanas. Una planta con un sustrato caliente y recién empapado, no afrontará el fotoperiodo nocturno del mismo modo ya que en esta fase se reduce la actividad radicular.

 

Si no queda más remedio y nos encontramos la planta decaída por falta de riego a horas de máxima calor, debemos regar sí o sí. En este caso conviene si es posible la planta del sol, y esperar unos minutos para regar con agua templada muy lentamente, nunca con agua fría ya que causaría un shock térmico en el sustrato. A su vez conviene ir remojando también el exterior de la maceta para conseguir descender su temperatura.

¿Cuál es la forma correcta de regar las plantas?

La forma correcta de regar las plantas de marihuana una vez sepamos cuando hacerlo, es la clave de un buen riego. Podemos guiarnos por algunas pistas, como por ejemplo regar cuando los dos primeros centímetros del sustrato se encuentren secos, o al levantar la maceta comprobamos que ésta no pesa demasiado. Pero siempre anteponiendo la hora de riego a todo lo demás.

Cómo regar plantas de marihuana

El agua que vayamos a usar, debe estar reposada para eliminar el cloro. Con 24 horas será suficiente para que este elemento tóxico para las plantas y microorganismos del suelo se degrade. Lo ideal es contar con un bidón o depósito para almacenarla previamente. Además nunca debe ser agua fría. La mejor temperatura sería en torno a 20-22ºC. Y como no, con el pH siempre ajustado entre 6 y 6.5 para facilitar la asimilación de nutrientes.

Si contamos con varias plantas, comenzaremos añadiendo una pequeña cantidad de agua a cada planta. Es normal que la capa superficial de sustrato cuando se seca se vuelve bastante impermeable, y todo el agua que echemos se escurrirá por los bordes de la maceta. Debemos dar tiempo a que el sustrato absorba el agua. Y repetimos esto varias veces, siempre sin prisa para que no queden zonas de sustrato secas.

Daremos por finalizado el riego cuando el agua comience a salir por el drenaje de las macetas. Esto significará que todo el sustrato estará empapado, sin zonas secas a donde rehusarían de ir las raíces. Además en cada riego, el agua irá arrastrando y eliminando las sales que la planta no asimila, lo que hará que los abonados que vayamos haciendo sean más efectivos.

¿Cuándo es mejor regar en interior?

Como sucede en exterior, lo ideal es regar nada más se encienda la iluminación. Pero la gran diferencia es que generalmente las macetas y el sustrato quedan siempre a la sombra de las hojas, por lo que habría muchos menos problema en regar y correr el riesgo de que la planta sufra un shock térmico en las raíces.

Cómo regar plantas de marihuana

También es interesante no regar a poco de comenzar el fotoperíodo nocturno. En interior en esta fase se tiende a reducir la extracción de aire. La humedad generada en interior por un sustrato encharcado, sumado a la temperatura y a la escasa ventilación, es caldo de cultivo de numerosos hongos como el oídio y la botritis.

CONCLUSIONES

  • Riega cuando la planta te lo pida, no cuando tú quieras
  • Evita las horas de más sol o de más calor
  • Usa el agua necesaria para empapar todo el sustrato
  • Tómate tu tiempo, las prisas no son buenas
  • El agua, nunca fría
  • Regula siempre el pH del agua
Más Artículos
Variedades de Leyenda: Bangi Haze, la sativa más resistente
>