Conocida activista española de 75 años puede ir a cárcel por marihuana

Fernanda de la Figuera se enfrentará mañana jueves a un juicio por posesión de 10 kilos de marihuana.

Foto Cannabis Culture Awards

Fernanda de la Figuera se enfrentará el jueves a un juicio por posesión de 10 kilos de marihuana. La activista mas veterana por la legalización en España se enfrenta a un proceso en un juzgado de Málaga que podría enviarla a la cárcel.

El cannabis, intervenido por la Guardia Civil a la conocida activista, iba destinado fundamentalmente al uso medicinal en una asociación de mujeres. Los hechos ocurrieron en 2014 cuando se le requisaron las plantas en su huerto, plantas que debían abastecer a unas cien mujeres asociadas. Él cannabis estaba destinado a proveer a las socias para su lucha contra graves enfermedades como el cáncer.

Fernanda de la Figuera tiene 75 años y no es la primera vez que debe enfrentarse con la justicia, aunque ahora sus fuerzas por la edad, ya no son las mismas. Anteriormente sus casos en la década de los noventa y en 2010 resultaron absolutorios, aunque ahora se enfrenta a un caso de mayor cantidad. Ella dice que era porque esa cantidad abastecía a unas cien personas asociadas y necesitadas de su uso terapéutico. La asociación se llamaba Marías por María.

La senior activista, lleva décadas luchando por la legalización del cannabis en España. De hecho, han llegado personas de otras partes de España para acompañarle al juzgado de lo Penal 5 de la Ciudad de la Justicia de Málaga y mostrarle solidaridad.

Fernanda deja claro que ella es una activista y no hace negocios con el cannabis. Esta recibiendo muchos apoyos en las redes sociales y desde las entidades cannabicas de todo el país.

“Yo soy una activista y no hago negocio con el cannabis. La maría es un placer y una delicia y sirve para curar enfermedades también, y yo lo que hago es compartirla con mis amigos. Nada más. Nunca me he dedicado al tráfico. Soy una apóstol del autocultivo, porque considero que es la mejor forma de consumir, de saber lo que estás consumiendo”. Dice la activista y se hace eco el periódico Publico.

Un activismo de décadas

Fue a principios de los años setenta cuando vivía en Madrid cuando vio su primera planta de cáñamo. Anteriormente ya sabía lo que era un porro, ya que amigos militares de su padre y que estaban destinados en ciudades de Marruecos consumían lo que ellos llamaban kifi.

A finales de los años setenta se fue al sur español, Andalucía, se enamoró de esa tierra y allí se quedó a vivir. En su huerta fue donde comenzó a cultivar sus primeras plantas de cannabis sativa. Desde esa fecha, autocultiva marihuana y apela a su legalización como otra planta de jardín.

A finales del siglo pasado creó la asociación Marías por María y ya se enfrentó a causas judiciales similares a las que se enfrenta ahora.

Fernanda de la Figuera que ya pasa de los 75 años no entiende aún el maltrato político a la planta del cannabis.

“Es absurdo –dice ella- que se le trate así a una planta con tanta historia, que ha sido utilizada en la historia del ser humano desde hace cientos de años con tantos fines. La gente no tendría que ir tanto a la farmacia para que les atiborren de opiáceos. Tú te echas unas gotas de tintura de cannabis en el café y se te pone el cuerpo mucho mejor” dice.

También, ve extraño de como en España que goza de las mejores tierras y climas para esta planta, aún no se han dado pasos hacia su regulación.

La presencia de Fernanda de la Figuera también es muy demandada en foros y conferencias sobre el cannabis y su activismo en todo el país. Es una persona muy querida en el mundo cannabico y lógicamente el colectivo, espera su absolución.

Vídeo de entrevista a la activista Fernanda de la Figuera

En este vídeo podemos ver a Miguel Gimeno entrevistando a Fernanda

Más Artículos
¿Te gustaría fumar la hierba de Bob Marley?
>