¿Cómo conseguir plantas de cannabis gigantes?

Macfoto

El deseo de cualquier cultivador de exterior, es tener plantas gigantes. A todos llama la atención las plantas de cultivadores californianos que llegan a alcanzar los 4 metros de altura y otros tantos de envergadura, con rendimientos que en algunos casos superan los 2 Kilos. Aunque no es del todo fácil conseguirlo, te vamos a dar unos consejos con los que al menos intentarlo.

Comenzamos con uno de los puntos básicos, que es apostar por una variedad adecuada. Por mucho que queramos, una variedad índica nunca alcanzará un tamaño gigante ya que de por sí son variedades de tamaño pequeño/mediano. Lo interesante en este caso, son híbridos índica/sativa o con dominancia sativa.

El tiempo disponible que las plantas tengan para crecer antes de que comience la fase de floración es otra de las claves. En el hemisferio norte, la floración empieza a mediados del mes de julio para la mayoría de variedades. Comenzando un cultivo ahora mismo, las plantas contarán con casi 4 meses por delante para crecer a su antojo.

No siempre es posible comenzar a cultivar a estas alturas del año, ya que dependerá en gran parte de las condiciones climáticas de cada zona. En muchos sitios el mes de abril suele ser muy lluvioso y frío, algo que ralentizará el crecimiento de las plantas. En estos casos es mejor comenzar a cultivar en el mes de mayo, lo que ya reducirá el período de crecimiento y las plantas que podamos conseguir serán más pequeñas.

Otro factor clave, es el espacio disponible para las raíces. Una planta crecerá en gran medida por lo que le permitan sus raíces. Será imposible conseguir una planta de 3 metros en una maceta de 20 litros, por lo que debemos apostar por grandes contenedores o agujeros en el suelo.

Si es posible, usaremos una gran bolsa de cultivo de 200-300 litros depositada sobre el suelo. Siempre usando un buen sustrato, por supuesto. Además de garantizar un gran suministro de nutrientes, el espacio para las raíces será ilimitado, ya que no tendrán problema en penetrar el terreno por la zona inferior de las bolsas.

Plantas grandes no necesariamente significa plantas muy ramificadas. Mediante podas apicales iremos dando forma a nuestras plantas. Por un lado el crecimiento vertical disminuirá, pero por otro estaremos potenciando el desarrollo horinzontal. La estructura perfecta es de arbusto o “bola”.

La importancia del entutorado

Además de las podas, el entutorado es importante. Consiste en ir abriendo las ramas exteriores para que el sol penetre en las zonas internas de la planta, lo que mejorará su producción. Día a día la planta irá adquiriendo más y más envergadura.

Las necesidades de las plantas de gran tamaño son muy altas. No la prives nunca del sus buenas dosis de nutrientes y todo tipo de suplementos como potenciadores de crecimiento y estimuladores radiculares. El uso de micorrizas, un hongo beneficioso, aumentará la capacidad de asimilación de nutrientes.

Una planta de cannabis siempre un gran reclamo para todo tipo de plaga. Y toda plaga supone un estrés. Conviene usar preventivos especialmente a lo largo de todo el ciclo de crecimiento. Los más comunes son el aceite de neem, jabón de potasio y tierra de diatomeas, muy de moda actualmente. Conseguir una planta gigante, como vemos, es la suma de varios factores.

  • imposible?.Lástima no poder subir fotos porque podría subir las del verano pasado con sativas de 3 metros y… en cubos de pintura de 20 litros. En 40 litros he tenido plantas con una producción cercana al kilo (780g) en pleno verano en las Islas Canarias.
    Haciendo un par de buenos trasplantes (germinación/ 1litro/ 5ó10litros/ 40 litros consigues plantas de 3 metros sin problema alguno.

  • Más Artículos
    Descubre 8 variedades que aumentarán tu creatividad
    >