Consumo de cannabis crudo o fresco, otra grata sorpresa para la salud

Habrá muchas personas que no sepan que el cannabis crudo o fresco es realmente más que bueno para nuestra salud, pero así lo es.

Macfoto

Habrá muchas personas que no sepan que el cannabis crudo o fresco es realmente más que bueno para nuestra salud, pero así lo es.

El cannabis crudo nos proporciona muchos beneficios y, perfectamente se podría denominar como superalimento al nivel de otras verduras como ciertas coles, espinacas, brocolis y más.

El cannabis tiene tantos beneficios para la salud que debería ser una adición esencial a la dieta. Aunque, es complicado tener acceso a las hojas de cannabis crudo, para los que si tengan acceso, serían unas 15 hojas diarias las necesarias para obtener el máximo de sus beneficios. También, un par de flores serían ideales gracias a las gran cantidad de cannabinoides que tienen. Debe lavarse obviamente antes del consumo y los tallos de la planta no son tan generosos. Como si se tratase de una verdura, comerla fresca siempre es bueno para la salud, aunque siempre se debe tener en cuenta el tema de pesticidas.

Un verdura muy saludable

El cannabis crudo o fresco tiene una gran cantidad antioxidantes , posiblemente sean de los mejores compañeros para nuestra buena salud. También, tiene un alto valor nutricional además de un gran y significativo aporte de magnesio, calcio, potasio, hierro, zinc, fósforo y fibra, entre otros.

Las hojas de cannabis también están bendecidas por la gran cantidad de polifenoles que porta. Por esta riqueza de sustancias químicas llamadas polifenoles, la planta se podría agrupar en el mismo grupo que las bayas, el té, las uvas, el aceite de oliva, el chocolate o cacao, nueces, granadas…

Al ser rica también en antioxidantes, se beneficia de sus efectos sobre el cuidado y envejecimiento de la piel. Todos los ácidos grasos saludables como Omega-3 y Omega-6 también se encuentran en la planta. Además, el cannabis en crudo o fresco también tendría los beneficios de la clorofila, que tiene la capacidad de rejuvenecer el cuerpo a nivel celular. La clorofila es muy similar a la hemoglobina, que es un limpiador general, que promueve la curación, ayuda con la absorción del hierro y puede prevenir el daño del ADN.

El consumo de cannabis crudo te proporciona la ingesta de cannabinoides en su forma ácida como lo son el CBDA y THCA. Estos cannabinoides son grandes antioxidantes y pueden inhibir el cáncer, combatir el dolor y la inflamación entre otros.

Su contenido en fibra también es muy alto. Varias investigaciones indican que su jugo verde de cannabis crudo es muy bueno para la artritis o alivio del dolor. Su riqueza en vitamina K , vitamina C, además de folato (una vitamina B) y hierro hacen de su forma en crudo un perfecto aporte. Los terpenos en forma cruda también nos proporcionaran , a diferencia de los “fumados o quemados”, propiedades anti-convulsivas, por nombrar algunas de sus bondades.

El consumo de cannabis crudo no “coloca” al no calentar los cannabinoides como el THC. Pero, si que tiene los beneficios de un vegetal superalimento y de su privilegiado aporte de cannabinoides. Ya lo sabemos, el consumo de cannabis en fresco es otro regalo de la naturaleza

Más Artículos
Los usuarios de cannabis tienden a comer más aunque no les hace engordar
>