NEWS

Diferentes tipos de marihuana. ¿Cuál es mejor?

25 mayo, 2021, 15:00 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Por Delfina Nuñez
Todo aquel que alguna vez quiso adentrarse en el mundo de la cultura cannábica sabrá de qué hablamos cuando decimos que es un mundo mucho más complejo de lo que creímos al encarar la búsqueda. Al comenzar el proceso de aprendizaje ya sea como consumidor como también como cultivador, el primer punto esencial a saber diferenciar es el de los diferentes tipos de marihuana, y cual es, con especial énfasis en el uso de las comillas, “el mejor”.

Cuando hablamos de los diferentes tipos de marihuana, no nos referimos solo a un orden de categorías, sino a varios, que conviven en simultáneo en cada planta, e interactúan entre ellos para producir luego nuevas categorías. Pero ya de abstracciones, para poder tener un mejor entendimiento acerca de los diferentes tipos de marihuana necesitaremos comenzar a detallar qué es lo que hace característico a cada uno de ellos.

Plantas Macho, Hembra y Hermafrodita

Uno de los primeros aspectos sobre los que debes informarte es acerca del género de las plantas. Mientras que el mundo en que vivimos se adapta para no dar importancia al género, lo opuesto ocurre con las plantas de cannabis: en este punto, lo que todo cultivador, y por ende los usuarios, quiere es que sus plantas sean hembras. ¿Por qué? Porque son sólo ellas quienes producen los cogollos a ser consumidos en sus diferentes formas. Las machistas son aquellos que producen semillas, por lo que utilizan únicamente a la ora de buscar modificaciones genéticas para mezclar tal con cual variante. Las hermafroditas suelen ser el resultado de la contaminación de un macho entre un conjunto de plantas hembras, es decir, una mala fortuna.

Por lo que, si buscas comprar semillas de marihuana, es recomendable que optes por aquellas que indiquen “feminizadas” en su etiqueta.

sativa indica  globalmarijuana support 1

Sativas, índicas e Híbridas

Es probable que hayas oído ya de estos términos, pero diferenciarlos y recordar cuál es cuál suele ser confuso. Por un lado, las plantas del orden Sativa son aquellas que suelen asociarse a un tipo de fumada más eufórica, activa y social. Asimismo, las plantas de sativa tienen un color verde más claro, hojas finas y largas, cogollos estirados y aireados, y un mayor tiempo de crecimiento.

Mientras tanto, índica viene a ser exactamente lo opuesto, el tipo de planta que produce una fumada relajada, calma y que suele usar para dormir. Las plantas índicas suelen ser de menor tamaño, con un verde oscuro, hojas anchas, y cogollos densos y gordos.

Por último, existe una especie llamada Ruderalis, o como se conoce, las híbridas. Estas plantas suelen variar en un balance de los dos tipos anteriores, y es la que normalmente se utiliza para hacer cruzas para producir lo que se conoce como semillas autoflorecientes, lo que nos lleva al próximo punto.

str t

Fotoperiodicas vs. Autoflorecientes

Los dos tipos principales de semillas de marihuana son fotoperiódicas y autoflorecientes. Por un lado, las semillas fotoperiódicas son aquellas en las que las dos principales etapas de crecimiento de las plantas de cannabis dependen completamente del ciclo de luz que reciben, de ahí el nombre foto, luz, -periódico, tiempo. Esto significa que, si tienes semillas de cannabis fotoperiódicas, una vez que germines las semillas, tus plantas comenzarán la etapa vegetativa, en la que formarán su estructura para poder sostener los cogollos más adelante en el período de floración. Dos cosas pueden suceder con las plantas fotoperiódicas, si las estás cultivando al aire libre, las condiciones climáticas como el cambio de estación o una semana lluviosa pueden llevarlas a la etapa de floración. Generalmente, una vez que la planta recibe un ciclo de luz inferior a 12/12 horas de luz-oscuridad, se inicia la etapa de floración. Sin embargo, si el clima es demasiado severo en este tipo de plantas, la triste noticia es que las mismas podrían incluso morir antes de terminar el trabajo.

Por otro lado, están las semillas autoflorecientes, que son el resultado de modificaciones genéticas por bancos de semillas especializados, como Fast Buds. Como sugiere su nombre, las autoflorecientes comenzarán desde la etapa de vegetación y pasarán a florecer automáticamente, más después de 6 a 8 semanas, dependiendo de cada variedad. Por esta razón, las plantas de cannabis autoflorecientes son las empleadas por aquellos que prefieren saber con certeza que sus plantas no dejarán de crecer, incluso en los climas más severos. Aunque las plantas de cannabis autoflorecientes ofrecen a tener un tamaño más pequeño en comparación con las plantas fotoperiódicas, esto suele estar fuertemente ligado a la fuente de luz que recibe. Cuando las plantas de marihuana crecen en el exterior, normalmente crecerán más que las plantas de interior, que cuentan con un espacio limitado en el lugar de un gran campo para que puedan expandir sus raíces debajo del suelo y sus ramas hacia el cielo. Sin embargo, cuando cultivas cannabis en interior, es probable que los resultados sean de una calidad mucho más elevada. Esto se debe a que las plantas de exterior tienen factores externos que las, como el clima, el viento y la humedad, mientras que las de interior tienen el entorno de cultivo artificial ideal y un proceso de crecimiento mucho más controlado, esto es, por supuesto, cuando el cultivador ya está bastante informado y experimentado en el tema.

IMG 1748

Cultivar cannabis puede ser fácil y contradictoriamente difícil cuando no estás bien informado, por lo tanto, investiga y aprende los conceptos básicos antes de comenzar la operación. Una vez que hayas aprendido los conceptos básicos sobre el cultivo de marihuana, es hora de sentarte y comparar los métodos de cultivo, los tipos de semillas y las técnicas de cultivo para descubrir cuál se adapta mejor a tus preferencias y habilidades.

THC vs CBD

Otro aspecto clave que diferencia a unas plantas de marihuana de otras es el porcentaje de THC y CBD que contienen sus cogollos. THC es el componente psicoactivo del cannabis, el que produce la sensación de estar fumado, mientras que el CBD es aquel asociado usualmente a los usos medicinales de la planta. Al comprar semillas, es esencial fijarse en este balance, ya que algunas plantas producen porcentajes mucho más alto de uno u otro componente que otras. Aquellas personas que buscan hacer un uso estrictamente medicinal del cannabis, y que prefieran omitir la sensación de estar fumado, algunos bancos de semillas, como Fast Buds, cuentan con genómicas que contienen puramente y únicamente CBD, así como otras con un balance parejo de 1 : 1 de THC y CBD para quienes buscan beneficiarse de ambos componentes

Estos son los parámetros esenciales a considerar antes de elegir qué semillas o genéticas de marihuana comprar. Existen otros aspectos, como el perfil de terpenos específicos de cada planta. Los terpenos son componentes que aportan aromas determinados, sabores e incluso propiedades específicas a cada planta, algunos, por ejemplo, realzan las propiedades sedativas de la planta, mientras que otros actúan mejor como antidepresivos que otros. Realiza tu investigación de cada genética para encontrar la que se adecue mejor a tus necesidades y gustos.

Catálogo de las semillas autoflorecientes: https://2fast4buds.com/autoflowering-cannabis-seeds

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular