EEUU, Médico da a un niño galletas de cannabis por las rabietas

Un médico de California lucha por su licencia después de que recetase galletas de cannabis a un niño de cuatro años, informaba la prensa.

El Dr. William Eidelman, un médico especialista en medicina natural, dijo que las pequeñas dosis de marihuana ayudaría a controlar las rabietas del niño.

El médico diagnosticó erróneamente que el jovencito tenía un trastorno bipolar y un trastorno por déficit de atención (TDA). La Junta Médica de California decidió revocar la licencia del médico, aunque él ha apelado.

La junta no le intenta revocar su licencia por recetar cannabis al niño, lo cual es legal para fines medicinales en el estado de California. Al Dr. Eidelman se le investiga por ser “negligente en su cuidado y tratamiento”; no consultó a un psiquiatra en este caso ni se comunicó con la escuela.

Efectos positivos

El padre del niño consultó al Dr. Eidelman en 2012 porque su hijo se estaba portando mal en la escuela.

El médico recomendó pequeñas cantidades de cannabis, revelándose el tema cuando se le pidió a la enfermera de la escuela que le diera al niño sus galletas de cannabis a la hora del almuerzo.

El padre del niño tuvo TDAH y trastorno bipolar y tuvo una experiencia negativa con los medicamentos recetados en ese momento, diciendo que se sentía como un “conejillo de indias humano”.

Más tarde en su vida comenzó a consumir cannabis y dijo que le había ayudado a “calmarse” y ha cambiar su comportamiento hacia su esposa, a la que anteriormente le “mostraba enojo”.

Un caso familiar

El padre ya había obtenido previamente el medicamento para un hijo mayor, a quien también se le diagnosticó TDAH y trastorno bipolar. El dijo que la marihuana había tenido un “efecto positivo” en sus dos hijos.

El Dr. Eidelman apeló contra el fallo, emitido a principios de Enero, y dice que continuará practicando. Sus abogados dijeron que había ganado una suspensión de la revocación, en espera de una audiencia futura.

El cannabis medicinal es legal en California desde 1996, y el Dr. Eidelman lo ha recomendado a miles de pacientes.

Más Artículos
Vaporizadores en México, una cuestión de estética
>