EEUU, Minnesota quiere cannabis para reír

El cannabis medicinal es legal desde 2014 en Minnesota, pero la senadora de DFL, Melisa Franzen de Edina, y el representante del mismo partido, Mike Freiberg, de Golden Valley, dieron un paso más al exponer un nuevo proyecto de ley. El objetivo de la letra presentada el lunes en el Capitolio del Estado es intentar legalizar la marihuana recreativa.

Hace algunos meses se despenalizó la posesión de cannabis para consumo personal, o sea que si a una persona la pillan con hasta 42,5 gramos, debería pagar una multa de 200 dólares. Si la descubren con una cantidad mayor, podría llevar una pena de cárcel de hasta cinco años y una multa de hasta 5.000 dólares.

En Alaska, California, Colorado, Maine, Massachusetts, Nevada, Oregon, Washington, Washington DC y el Distrito de Columbia ya han legalizado la marihuana recreativa. Minnesota , en el centro norte del gran país del norte, no quiere ser menos, aunque la resistencia es grande.

“La política de prohibición obsoleta de Minnesota se ha convertido más en un problema que en una solución”, sugirió Freiberg. “Está forzando a la marihuana a entrar a un mercado subterráneo, lo cual le crea más riesgos dañinos a los consumidores y las comunidades que la misma marihuana. La regulación de la marihuana haría que nuestro Estado sea más seguro al eliminar el elemento criminal y permitir que los gobiernos estatales y locales comiencen a controlar la producción y las ventas”, agregó.

Días atrás, se presentó un proyecto de ley para permitir que los votantes tomen la decisión acerca del destino de la marihuana en una mejora constitucional durante las elecciones de 2020.

Colorado se ha beneficiado con la legalización recreativa de la marihuana, las tasas de uso actuales y el valor de mercado del cannabis indican que su venta podría producir entre 200 y 300 millones de dólares por año en ingresos fiscales para Minnesota.

“Nuestro enfoque en la redacción de la legislación para poner fin a la prohibición del cannabis en Minnesota es garantizar que tengamos un modelo regulatorio responsable para el acceso de los consumidores que aún incluya la salud pública, la seguridad y el bienestar”, aseguró Franzen. “Ha llegado el momento de que tengamos este debate”.

Republicanos del Senado se resinsten a la medida

Los republicanos del Senado son los primeros que se resisten a este proyecto, alegando que el cannabis no es un “tema prioritario”, y la legalidad de la sustancia lleva a un estado de manejo de vehículos peligroso.

“Los republicanos del Senado están enfocados en reducir los costos de atención médica, apoyar la atención de salud mental y aprobar un presupuesto equilibrado”, explicó el dirigente mayoritario del Senado, Paul Gazelka, de Nisswa. “La legalización de la marihuana recreativa es un tema, cuando menos, controversial y no es algo que yo consideraría un tema prioritario”.

El senador republicano Scott Newman, de Hutchinson, justificó lo dicho por Gazelka y añadió: “Es imposible mantener a las personas fuera de las carreteras cuando están bajo los efectos de marihuana … Solo lo consideraré si recibe el respaldo de la policía”. Sin embargo, ninguno se pronunció con respecto al alcohol, responsable de la mayoría de los accidentes viales en Estados Unidos. Y en el mundo entero.

Más Artículos
Argentina vuelve a marchar
>