EEUU, suspenden a un golfista por usar cannabis y se abre un debate

El PGA Tour acaba de tomar una decisión por demás polémica al suspender por tres meses al estadounidense Robert Garrigus tras un control en el que se le detectó presencia de cannabis en su cuerpo. El nacido en Idaho hace 41 años y que ostenta 14 temporadas en la máxima liga de ese deporte, con una victoria, reconoció su consumo en las redes sociales y pidió disculpas públicas por su comportamiento, que se dio luego de un largo período de abstinencia.

Pero muchos se preguntaron, ¿es justa la sanción contra Garrigus?, ¿qué ventaja deportiva puede brindar el cannabis en un deporte tan particular como el golf? 

El debate se abrió al instante en Estados Unidos. Un país que empieza a cuestionar algunas políticas de dopaje en el deporte. Sobre todo, porque tanto la Agencia Mundial Anti Dopaje como el propio circuito americano dejan claro que se trata de una droga recreativa, no una sustancia que ayude a mejorar el rendimiento deportivo. Pese a ello, se incluye dentro de la lista de sustancias dopantes en ambos organismos.

La Agencia Mundial Anti Dopaje realizó un cambio en el umbral de consumo necesario para dar positivo en un test. Pasó de ser 15 nanogramos por mililitro a 150 nanogramos por mililitro. Lo que se buscaba con esta modificación es que los positivos sólo se dieran si se consumía durante la competición. Cambien muy cerca de ella. No obstante, la polémica se instaló en Estados Unidos precisamente porque todavía se la considera una ‘droga recreativa’ y porque poco a poco su consumo se está legalizando en un número importante de estados. El propio Garrigus lo comenta en su declaración, sin que eso quiera decir que su abuso no suponga ningún problema. También lo deja claro.

Pero todo lo que diga la Agencia sobre el tema suena ridículo si se considera que sus oficinas están ubicadas en Montreal donde, para aumentar la contradicción, hay 12 tiendas que venden marihuana en la legalidad.

En el PGA Tour siempre han dejado claro que no se trata tanto de un problema deportivo como de imagen. No quieren que su circuito se pueda ver relacionado con el consumo de drogas, ni siquiera de marihuana. Tim Finchem, ex comisionado del Tour hasta 2016. Siempre ha sido tajante al respecto y Jay Monahan, su sucesor al frente del PGA Tour, aún no se manifestó. 

Mayoría de estadounidenses a favor legalización

En cualquier caso, en una encuesta reciente en Estados Unidos, más de un 60% de la población se ha mostrado a favor de la legalización de marihuana, sobre todo si es por causas médicas.

Así las cosas, con la evolución de la sociedad, habrá que ver si en un periodo no muy largo de tiempo, la marihuana desaparece también de la lista de sustancias prohibidas. El PGA Tour hasta ahora ha sido tajante en este sentido, pero nunca se sabe lo que puede deparar el futuro. Por ahora, la sanción a Garrigus parece una lavada de cara ante un problema que nadie quiere prestar su opinión. Se trata de un golfista ubicado en el puesto 458 del ranking mundia. ¿Qué pasaría si se tratase de un golfista de vanguardia? Hasta el momento nadie conoce la respuesta.

Por Rama

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más Artículos
Canadienses llegan a Colombia para comprar La Finca