El cultivo gigante de Argentina, investigado por la justicia

Meses atrás, la pequeña provincia de Jujuy, en el extremo noroeste de Argentina, prometía un mega cultivo de marihuana, aún en épocas de prohibiciones civiles

Meses atrás, la pequeña provincia de Jujuy, en el extremo noroeste de Argentina, prometía un mega cultivo de marihuana, aún en épocas de prohibiciones civiles.

El propio gobernador Gerardo Morales, aliado político del presidente Mauricio Macri anunció el emprendimiento con todas las luces y puso a su hijo a administrarlo.

Sin embargo, y antes de que se tire la primera semilla, el proyecto es fuertemente cuestionado por varios sectores de la provincia ubicada en la frontera caliente con Bolivia.

Ahora, también lo investiga la Justicia local.

Así lo cuenta un informe del portal Cohete a la Luna, donde consigna que a principios de junio, el fiscal Guillermo Marijuan impulsó una denuncia para investigar a Cannava SE.

Se trata de la empresa creada en 2018 por el gobierno de Jujuy para la investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados.

Pero según el fiscal, habría sido utilizada de pantalla contra la ley de drogas 23.737, contrariando su objeto social.

La trama

El portal Digital Cohete a la Luna presentó los detalles del emprendimiento de Morales cuando comenzó la investigación de Marijuan.

La provincia había firmado un acuerdo vinculante con un fondo de inversión norteamericano para cultivar 35 hectáreas en una primera etapa habilitadas por el INTA, en un predio de 14.000 hectáreas.

Los norteamericanos de Green Leaf Farm International, subsidiaria de Player´s Network Inc., se dedican además al uso recreativo de la marihuana.

Hasta ahora tenían acceso sólo a dos hectáreas de tierra para cultivo en Estados Unidos.

Con este proyecto, comenzaron a enviar comunicados a potenciales inversores hablando de la plantación de marihuana más grande del mundo.

Y no sólo hablan de 35 hectáreas, sino de las 14.000 potenciales.

Y agregan: Morales puso a su hijo Gastón al frente del proyecto que guarda muchos secretos.

‘Fun’

El joven voló una y otra vez a Buenos Aires durante el año pasado para recorrer cada una de las oficinas del Estado nacional de las que tenía que obtener los avales para el negocio presentado bajo el paraguas legal de la Ley 27.350/17 de cannabis medicinal, que impide la comercialización.

Durante esos días aterrizó en las oficinas del INTA, una de las instituciones obligadas por la Ley a intervenir en la supervisión de las plantaciones medicinales.

Frente a los funcionarios aseguró que tenía todo arreglado con ministerios de Seguridad y el Anmat.

Y les habló además del convenio suscripto con los norteamericanos. Quienes lo vieron aseguran que ese convenio no sólo habla de uso medicinal, sino que usa la palabra fun, propia del uso recreativo. Pero la provincia se niega a difundir el acuerdo.

Adrián Krmpotic impulsó en los tribunales de Comodoro Py la primera presentación para investigar a Cannava.

Pero no cuestionó el potencial uso recreativo como infracción a la Ley de Drogas como entendió Marijuan sino la violación a la Ley de Cannabis medicinal, porque Morales habla claramente de un negocio cuando la ley lo prohíbe.

“En los hechos, tanto Morales hijo como padre han dejado los dedos marcados en todos lados en esa linea”, explica el abogado.

“No hay duda de que sólo con lo que están haciendo ya están contrariando la Ley. Obviamente es probable que la justicia de Jujuy trate de apañarlos ahora y de encubrir lo que sucede, pero en ese caso yo tengo un montón de pibes presos por cultivar marihuana. Voy a poder plantearles una falta de acción porque ellos cometieron a lo sumo una falta administrativa. Así que si alguien de la Justicia pone una palabra por escrito sobre la legalidad de todo esto, bárbaro, a mí me sirve”.

Más Artículos
EE.UU. en la capital de Ohio, Cincinnati, se despenaliza la marihuana
>