El Gobierno de Chile se olvida de Fundación Daya

La chilena Fundación Daya, en boca de todos años atrás por portar la bandera del cannabis medicinal, atraviesa hoy otra realidad.

La chilena Fundación Daya, en boca de todos años atrás por portar la bandera del cannabis medicinal, atraviesa hoy otra realidad.

Así se lo dijo su presidenta, Ana María Gazmuri, a Chilevisión.

La ex actriz acusa de falta de apoyo del gobierno a Fundación Daya: “Hemos sido víctimas de persecución del Estado”.

En conversación con el programa Sin Pauta, la actriz y activista nacional sostuvo que el Ejecutivo detuvo los avances conseguidos por la organización. Y en la administración anterior.

“Nos hicieron la desconocida, como si estos vínculos no existieran”, aseguró.

“Yo amo el teatro, amo actuar, pero la verdad es que he estado tan ocupada en los últimos 8 años dedicada a abrir el camino al uso medicinal del cannabis en Chile. Y que no he tenido tiempo de extrañar”.

“De alguna manera los intereses o gustos personales ha pasado a segundo plano y una se ha puesto al servicio de una causa”, confiesa Ana María Gazmuri.

En una nueva edición de Sin Pauta, la actriz y activista chilena hizo un recorrido desde su trayectoria, sus distintas experiencias en teleseries, hasta su actual rol como directora ejecutiva de Fundación Daya.

Al frente de la organización ha defendido el uso medicinal del cannabis y ha asumido la responsabilidad de llevar este tema en la agenda pública.

Reconoce que este camino ha sido duro, pero ha valido la pena: “Probablemente, si hace ocho años atrás (…) quizás hubiera sido menos ingenua en ver que aquí entramos en un ámbito en el que le pellizcamos los callos a muchos poderes fácticos, y la resistencia ha sido proporcional a eso”.

En la misma línea, señala que junto a la fundación, “hemos generado una comunidad muy inmensa en Chile, nos hemos ganado el cariño y el respeto de esa comunidad”.

“Y a pesar de haber sido perseguidos, criminalizados, hostigados por el Estado chileno, eso es solo nos ha permitido fortalecernos más y hacer aún más profundas nuestras convicciones”.

“LA DESCONOCIDA”

Retomando sobre su labor como directora de Fundación Daya, Ana María expresa su descontento y acusa nulo apoyo recibido por parte del actual gobierno del presidente Sebastián Piñera.

Eso puso a fin a los lazos que se habían concretado en la administración de Michelle Bachelet.

“En un principio contamos en cierta fase con la comprensión y el apoyo de las autoridades”.

“Durante el gobierno de Bachelet tuvimos un trabajo permanente, una mesa de trabajo con el Ministerio de Salud”.

“El Minsal patrocinó nuestros seminarios internacionales durante dos años, lo mismo el Colegio Médico cuando el presidente era el Dr. Enrique Paris”.

“Nos reuníamos con el Ministerio del Interior, había un trabajo con el Estado”, recuerda.

Sin embargo, acusa que “con el cambio de administración la verdad es que nos hicieron la desconocida, como si estos vínculos no existieran, y es más, hemos sido víctimas de persecución del Estado de Chile”.

“Esto ha sido gravísimo, acrecentado esta situación de vulneración de derechos humanos que es bastante transversal en Chile”.

“Nos pegamos ese salto del Ministerio de Salud patrocinando nuestros seminarios internacionales de cannabis medicinal a un ministro que dice que esta práctica es delincuencial“, concluye.

FAMOSA ACTRIZ

El primer rol en la televisión de Ana María la marcó para siempre: a sus 21 años encarnó a Fernanda Cabral. La antagonista de la teleserie Bellas y Audaces.  Producción que TVN llevó a las pantallas con enorme éxito en el primer semestre de 1988.

Junto con sumar experiencia en teleseries para Canal 13, TVN y Mega, además de algunos trabajos en el cine chileno, a mediados de los ’90 pudo probar en un nuevo segmento; los programas de humor con Tuti Cuanti en Canal 13 y, más tarde, en Teatro en Chilevisión.

Su carrera se interrumpió en 2014 y, años más tarde, dedicó su vida al cannabis.

“Me encantó, fui feliz y lo agradezco, pero no me llama”, dice en relación a la TV. “Más pensaría participar en algo más como de conversación, de contenido, pero no, prefiero el teatro para lo que es jugar a actuar”.

Más Artículos
Paulina Rubio da positivo de cannabis por denuncia de su ex marido
>