El nuevo dispositivo de prueba de THC proporciona “95% de precisión”

Los bioingenieros de la Universidad de Texas en Dallas desarrollan una prueba rápida de detección de marihuana basada en saliva

Foto: Universidad de Texas en Dallas

La Dra. Shalini Prasad, jefa del departamento de bioingeniería en la Escuela de Ingeniería y Ciencias de la Computación Erik Jonsson (primera de la foto), presentó el biosensor de THC que desarrolló su equipo, informó Phys.org.

Investigadores de la Universidad de Texas han creado un sensor que usa saliva e informa rápidamente, en un minuto, el nivel de THC de un sujeto.

“Los efectos de la marihuana varían mucho de persona a persona”, dijo Prasad. “Hay investigaciones importantes sobre cómo funciona su metabolismo. Pero determinar cómo funciona en la población general a través de diversos grupos demográficos es difícil, mucho más que para el alcohol”.

“Para una evaluación de seguridad pública, el tiempo es crítico“, dijo Prasad. “Después de revisar las tecnologías existentes, nos propusimos producir lecturas más rápidas, hacer un dispositivo que sea fácil de usar y garantizar que la interpretación de los datos sea extremadamente sólida”.

Saliva, alternativa al sudor y sangre

La saliva ofrece una alternativa a la sangre y el sudor que resuelve el problema del tiempo y al tiempo que conserva la precisión. También se puede obtener fácilmente con un hisopo de la mejilla.

“Los kits en el hogar para este propósito ya existen, pero requieren una gran precisión de manejo y aún toman más tiempo del que alguien necesitaría en una parada en la carretera”, dijo Prasad.

El método de Prasad se basa en la actividad electroquímica de las moléculas o en cómo responden a un campo eléctrico. Después del consumo de marihuana , el THC en el cuerpo se descompone en moléculas llamadas metabolitos. El dispositivo de Prasad capta la señal electroquímica distinta de un metabolito, y la fuerza de la señal indica la concentración de THC.

Siendo la mejor opción, aún la saliva presenta complicaciones

“Hay muchas más moléculas interferentes en la saliva”, dijo. “Muchos de estos otros compuestos son mucho más electroactivos que el metabolito de THC, lo que dificulta su detección a través de la electroquímica que utilizamos en nuestros sensores de glucosa. Ese es el desafío de ingeniería”.

Con el nuevo sensor “hemos demostrado con un 95% de precisión la correlación entre la concentración salival y la concentración sanguínea de THC”, dijo.

“Muchos centros de investigación y laboratorios gubernamentales realizan investigaciones sobre el metabolismo de la marihuana, y han estado esperando que aparezca una herramienta como la nuestra”, dijo la Dra. Shalini Prasad,

Más Artículos
cata
¿Cómo se valora una hierba haciendo una cata?
>