El problema del plástico llega al cannabis

Si bien existen recursos para hacer que las empresas de cannabis sean más sostenibles, hay pocos incentivos para utilizarlos

Macfoto

Las empresas miran su balance final

Ya llega a España el mismo problema que lleva años existiendo en EEUU, y por culpa de consumidores y vendedores de cannabis legal. El plástico de un solo uso, de usar y tirar. Los datos apuntan que la producción global de plástico es de unas 300 millones de toneladas anuales, y la mitad, 150M toneladas, es del tipo de un solo uso. Obviamente no se puede culpar al sector legal de cannabis por estos graves problemas que afectan a nuestro medio ambiente. Pero esto no significa que los comerciantes del sector, a la hora de adaptarse y regirse a las regulaciones estatales para el envase, no busquen las opciones más baratas. Muchas empresas tienen que seguir los pasos más económicos para estar dentro de la ley y mantener precios competitivos. Incluso hay las empresas de envases que dicen que sus productos son sostenible cuando es falso. El caso es que cada empresa se rige a contaminantes, las leyes de su país pero nunca dejan de mirar su balance final.

El plástico en todas partes


En España, en las asociaciones de consumidores cannabicas, se encuentran ya porros liados en contenedores de plástico, igual que las extracciones y muchas veces incluso, la hierba… o te viene en una bolsa de plástico o en bote de plástico, o de cristal. Pero con tapón de…? Plástico. Y lo triste de este caso, ninguna ley lo exige. En España, igual es por copiar a las modas de EEUU, o quizás es por razones como la trazabilidad, higiene o estética. Pero si de querer se tratara, se podría perfectamente dispensar a los consumidores en asociaciones de maneras mas sostenible. La realidad es que en España, ante la falta de legalización, el área gris que vive el sector del cannabis permite una falta absoluto de pautas al respeto. En Uruguay, el cannabis legal también se dispensa en bolsas de plástico. Ahí lo requieren así las leyes. Y en California, se viven aún más los extremos. Cualquier producto de cannabis legal a la venta en California debe llegar ya al dispensario sellado y envasado en envase a
prueba de niños. Después, cuando se pone a la venta, se pone en otra bolsa, también sellada y envasada a prueba de niños; asi lo rigen las leyes de California sobre la venta de cannabis y productos de cannabis.

Misión ofrecer alternativas ecológicas


Si bien las opciones sostenibles pueden ser limitadas, hay algunas empresas que han hecho su misión ofrecer alternativas ecológicas en cara al exceso de envases de plástico. En California, existen empresas que fabrican sus envases a partir de materiales biodegradables como el
biocompuesto de cáñamo y plásticos reciclados de origen oceánico. Pero como esta empresas, hay pocas; la realidad es que estos productos cuestan hasta el triple que los envases convencionales. Aunque existen recursos para que las empresas de cannabis sean más sostenible, la falta de incentivos para utilizarlos impide el cambio. Las empresas tienen que obtener beneficios, así de claro; conseguir que la gente pague más por los envases obviamente no es lo más fácil. En el caso del cannabis legal de California, sería difícil conseguir, a menos que el estado implementase una reducción de impuestos y que las regulaciones de envasado fuesen más razonables. Si las empresas que utilizan envases ecológicos no son incentivadas, no adoptarán la sostenibilidad. No es un camino fácil en California, pero si el pueblo pudo conseguir el cannabis legal, no debería ser imposible conseguir eliminar el uso plástico de los dispensarios. En España, como se suelen seguir las tendencias de EEUU en este sector, probablemente tardaremos en ver la reducción de envases de un solo uso hasta que no llegue antes el buen ejemplo del otro lado del charco. Mientras tanto, te animamos a limpiar y reciclar tus envases, y tenerlos listos para la próxima vez.

Más Artículos
Fallece el “Canna-Warrior” Nol van Schaik 
>