Empresa uruguaya planea exportar 14 toneladas de flores en dos mese

Ahora, la prensa del país confirma que una empresa uruguaya eleva la exportación de flores de cáñamo: 14 toneladas en dos meses.

UruguAY
El Ejecutivo uruguayo, comandado por el presidente Luis Lacalle Pou, quiere dar impulso a la industria cannábica.

Ahora, el diario El Observador confirma que una empresa uruguaya eleva la exportación de flores de cáñamo: 14 toneladas en dos meses.

Cplant ya exportó tres toneladas y la meta es que, al año de iniciados los envíos, en junio de 2021, se llegue a 50 toneladas.

La empresa Cplant (conformada con base en capitales locales y externos) incrementó el volumen de exportación de flores y biomasa de cáñamo.

El objetivo es alcanzar las 14 toneladas en los envíos a realizado en julio-agosto de 2020.

Según informó Lucas Crivilone –uno de los fundadores de la compañía– a El Observador, hubo una primera exportación de 600.000 kilos y recientemente otra de 2.400 kilos, con destino en Suiza.

También dijo que se irán sucediendo colocaciones en el eje de 2 toneladas por semana.

La exportación comprende inflorescencias de cáñamo con THC <1% (dijo que se trata de la exportación global más grande realizada a nivel mundial) y biomasa de cannabis para extracción con THC <1%.

La producción exportada corresponde a la producción de Cplant y de pequeños productores locales en Uruguay quienes contratan los servicios, desde la semilla usada, pasando por el acondicionado del producto hasta la gestión de venta de inflorescencias y biomasa.

TRES LUGARES

En el caso de Cplant, dispone de un área cultivable de 35 hectáreas y un espacio productivo (invernadero) de 15.000 m2.

Las plantaciones se desarrollan en las localidades Tala y San Jacinto (Canelones, sur) y Sarandí Grande (Florida, centro sur), detalló Crivilone.

Cplant, destacó Crivilone, estima exportar desde julio de 2020 a junio de 2021 unas 50 toneladas de inflorescencias de cannabis THC <1% de alta calidad y biomasa THC <1% para extracción, semillas feminizadas y semillas (grano) comestible de cañamo.

La empresa posee la certificación GACP (Buenas prácticas agrícolas y de recolección) validada en Europa y por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y cumple en todos sus procesos las normativas GMP.

Crivilone también expresó que CPLANT busca crear productos de valor agregado con su secadero, que cumple con las normas GMP y fue habilitado para producir productos retail para la venta en Uruguay con fines medicinales.

Pero el objetivo es expandirse al mercado de cannabis medicinal en el cuarto trimestre de este año y principios del próximo, proyectándose la extracción para la venta de estos productos en Uruguay y el resto del mundo.

PRECIO

Según se indicó desde Cplant a El Observador, el precio logrado en estas ventas va de 180.000 dólares a 250.000 dólares por tonelada.

El empresario y productor celebró los cambios normativos en Uruguay:

“Se lograron destrabar las complejas regulaciones que enviaron a la industria de cannabis y cañamo provocando que el país pueda convertirse en el principal exportador de productos de alta calidad”.

“Trabajando en conjunto con las autoridades de control de Uruguay se logró una excelente sinergia a largo control”.

“El diálogo permanente por parte de Cplant y la cámara que núcleo a la industria con las autoridades lograron cumplir los requisitos impuestos por el país y los altos estándares internacionales posicionando a la compañía y al país como referente internacional en la industria”.

Por su parte, Guido Husni, también fundador de Cplant, agregó: “Las proyecciones financieras para la industria son prometedoras, estimando un mercado mundial de 100.000 millones de dólares durante la década”.

A pesar del Covid-19

“A pesar de la pandemia de covid-19 la compañía sigue exportando globalmente y expandiéndose, buscando posicionarse en los próximos dos años como vendedor B2C retail en el mercado internacional”.

Finalmente, Ricardo Pena, director operativo de Cplant, remarcó que; “es importante considerar a Cplant como una empresa que ocupa mucha mano de obra en forma directa. Y avanza capacitando personas de la zona, para de esa forma permitirles hacer una carrera dentro de la empresa ”.

En otro orden,” un aspecto en nuestro trabajo tiene que ver con la aplicación de conceptos de economía circular. Cada parte de la planta se vincula con un proceso que termina de agregar valor a cada producto “, concluyó.

  • Más Artículos
    usuarios
    Uruguay ya tiene 50.000 usuarios inscriptos de cannabis
    >