Empresas de México quieren trabajar con campesinos

Empresas farmacéuticas de México buscan ingresar a “Sembrando Vida”, un programa de comunidades que cultivan cannabis, para obtener materia prima

Empresas farmacéuticas de México buscan ingresar a “Sembrando Vida”, un programa de comunidades que cultivan cannabis, para obtener materia prima.

Pero las actuales leyes lo están poniendo difícil y frenan el consumo de cannabis en México, según un reportaje de Cultura Colectiva.

En México crecen los cuestionamientos al presidente Andrés Manuel López Obrador sobre el estancamiento por parte de la agencia de Riesgo Sanitarios (Cofepris) sobre la falta de regulación en la ley del uso, importación y consumo del cannabis en el país. 

Hay cerca de 40 millones de personas en México con enfermedades como epilepsia, cáncer, trastornos de sueño, pérdida de apetito, esclerosis múltiple, entre otras afecciones.

No obstante, desde noviembre del 2018, la Cofepris otorgó las licencias para operar los medicamentos de cannabis medicinal en las sustancias del tetrahidrocannabinol (THC), sustancia psicoactiva del cannabis y cannabidiol (CBD), extracto de la planta que funciona en aplicaciones médicas. 

Sin embargo, estas dos sustancias no tienen reglamentación para comenzar a operar, lo cual ha generado un mercado negro en el país porque pacientes esperan ya utilizar estos medicamentos.

Empresas a la espera

Mientras tanto, empresas farmacéuticas como Aurora o Farmacias Magistrales esperan la entrega de las licencias, pero sin la capacidad de iniciar a trabajar a falta de una reglamentación. 

En suma, empresas mexicanas y canadienses buscan ingresar al programa federal “Sembrando Vida” para producir materia prima para el cannabis medicinal.

En respuesta, López Obrador indicó que no tenía conocimiento sobre el tema y ordenó al titular de Cofepris que atienda la demanda de las organizaciones, empresas y colectivos cannábicos. 

“Si ya está autorizada la ley (General de Salud) ¿por qué no se otorgan licencias? Hoy mismo voy a atender este asunto”, dijo López Obrador en su conferencia matutina.

Alguien piensa en los campesinos

Edonatural Labs es una de las empresas que también solicitó permisos a Cofepris.

Lorena Beltrán, una de sus asociadas indicó que anteriormente varios empresarios y activistas han planteado una solicitud de apoyo gubernamental para crear una versión secundaria del programa “Sembrando Vida”, pero dedicada a los campesinos que han vivido en la obscuridad de la siembra de marihuana. 

En entrevista para Cultura Colectiva News, Beltrán aseveró que “Sembrando Vida” no puede mezclarse con el tema cannábico, e indicó que se necesita un proyecto alterno para sacar del mercado negro a los campesinos

“Se habla en la ley de Olga Sánchez Cordero de cultivo para investigación y para fármacos, cuando ‘Sembrando Vida’ es un proyecto de sustentabilidad”, dijo vía telefónica.

Reveló que actualmente los campesinos ya no cultivan marihuana porque ya no es redituable, mientras que apenas ganan 500 pesos por kilo de materia prima.

“Ellos dejan de cultivar marihuana por amapola, y hemos tenido acercamientos las asociaciones con los agricultores, quienes han expresado miedo a salir a la luz, porque siempre han trabajado el cultivo en la clandestinidad”, señaló. 

“Va a llegar la industria farmacéutica y a apoderarse de tierras con sus enormes capitales, ¿y dónde van a quedar estas comunidades?

Hasta no tener una ruta crítica para que realmente apoyen a los agricultores, antes de soltarle la rienda a las farmacias”, sentenció.

Cuestionamientos a Sembrando Vida

La mujer criticó que desconoce los motivos de laboratorios farmacéuticos canadienses y mexicanos para buscar apoyos de Sembrando Vida. 

“¿Por qué un laboratorio farmacéutico propone entrar a proyectos federales? El laboratorio está para hacer investigaciones clínica y farmacéutica para tener un producto que sirva realmente para tratar condiciones de las personas, cuando sabemos que la mayoría de sus productos ni siquiera sirve, no digo que todos, pero algunos”, dijo. 

Lamentó que existe una ley pero sin regulación, pero el presidente al parecer no sabía sobre el tema. 

“El presidente no estaba enterado, y yo como asociada de Endonatura Labs también solicitamos permisos de importación, obtuvimos autorizaciones sanitarias que se quedaron en revisión de la Cofepris, pero desde enero de este año no hemos recibido respuesta por parte del titular de la dependencia”, dijo. 

La realidad al momento de la cannabis en el país se resume a una ley sin regular, y hay una jurisprudencia que declaró anticonstitucional que no se permite cultivar plantas para el consumo personal. 

“Tu vas a Cofepris, solicitas un permiso, normalmente te lo niegan, luego vas con un juez, regresas a Cofepris y por orden judicial te dan el permiso de autocultivo”, dijo Beltrán. 

“Este permiso permite importar semillas para autocultivo, y actualmente no hay límite de plantas, puedes plantar todo lo que quieras, no existe límite de plantas actualmente”, indicó. 

En septiembre u octubre se espera una regulación en el Congreso sobre el número o volumen de plantas para autocultivo, augura Lorena.

Más Artículos
Primera cosecha de cannabis en Alemania a finales de 2020
>