En EEUU joven se dispara en los testículos y le sale cannabis de su ano

Un delincuente en el estado de Washington se dispara accidentalmente en sus “partes bajas” y posteriormente en la mesa quirúrgica le sale del ano un globo con marihuana.

Un accidental y extraño suceso ocurrió en Estados Unidos. Después de dispararse accidentalmente en los testículos un joven adulto es llevado al hospital. Durante la intervención quirúrgica, los médicos  observan como se desprende de su ano un globo con marihuana en su interior.

El joven delincuente del estado de Washington ya acumulaba varias condenas. Según su testimonio, andando por su apartamento se le disparó el arma que portaba en su bolsillo delantero. El joven tuvo tan mala suerte que el disparo fue a parar a sus testículos.

Después de ser tratado en la sala de urgencias, la policía lo arrestó cuando el personal del hospital informó a los oficiales que una bolsa de marihuana se le había caído de su ano durante la cirugía, informó The Independent .

Andando se le disparó el arma

Según el informe judicial, el 5 de abril, el hombre de 27 años tenía una pistola metida en el bolsillo delantero, que se descargó accidentalmente, pasando la bala a través de sus testículos y  su muslo. Sin embargo, Wilson, en lugar de ir directamente al hospital, le ordenó a su novia que fuese a Lincoln Park en Wenatchee primero, donde entregó la pistola a un amigo, según una declaración jurada de causa probable presentada en el Tribunal Superior del Condado de Chelan.

El joven hombre tiene un rico historial criminal que contiene trece condenas por delitos, y esto lo descalifica para adquirir o poseer legalmente un arma de fuego en el estado de Washington.

¿Qué es eso que sale del trasero?

Durante su estancia en el hospital, los médicos supuestamente notaron que una bolsa de hierbas se deslizaba de su trasero. Atónitos con la situación,  llamaron  a la policía. Éstos después de presentarse en las instalaciones hospitalarias, también registraron el auto de Wilson y descubrieron una bolsa de metanfetamina. Dentro de ella, se encontraba los pantalones vaqueros manchados de sangre que llevaba puesto mientras se disparó, según las autoridades del condado de Chelan.

Después de que Wilson fuese incriminado por posesión de armas y drogas, el hombre fue arrestado. Los funcionarios de la prisión dijeron que durante su registro y en el cinturón de su pantalón, le encontraron otra bolsa con marihuana. Este segundo hallazgo le llevó a la tercera denuncia: tener una sustancia controlada en una prisión.

Los problemas de Wilson continuaron cuando hizo varias llamadas a su novia desde la prisión, pidiéndole que no cooperara con los investigadores. , según The Wenatchee World. Al final, el hombre escuchó otro cargo que sería el cuarto: manipular a un testigo después de que supuestamente pidiera a su novia que no cooperara con los investigadores.

Más Artículos
Partido gobernante de México acelera regulación de cannabis
>