Estudio, CBM o Cannabimovona ¿efectivo en el tratamiento de la diabetes?

Un nuevo estudio revela que el cannabinoide CBM, bastante desconocido, tiene el potencial de tratar la diabetes tipo 2 y otros trastornos metabólicos.

Un nuevo estudio revela que el cannabinoide CBM, bastante desconocido, tiene el potencial de tratar la diabetes tipo 2 y otros trastornos metabólicos.

Los receptores cannabinoides son los principales receptores a los que se unen los cannabinoides, pero no son los únicos. También estaba asociado con receptores conocidos como PPAR. De hecho, el CBD, THC y CBG también se asocian con estos receptores PPAR (peroxisoma receptor activado por proliferador) que se encuentran en humanos y animales.

Los receptores PPAR controlan la expresión de ciertos genes y especialmente aquellos asociados con la actividad celular y el metabolismo.De hecho, hay una variedad de medicamentos que se unen y activan los receptores PPAR para tratar problemas metabólicos como la obesidad, la presión arterial alta y el nivel alto de azúcar en la sangre o triglicéridos.

Cannabinoide CBM: ¿una cura para la diabetes?

Según informaba el magazine Cannabis Israel la cannabimovona (CBM) es un cannabinoide descubierto en 2010 en la variedad italiana de cáñamo y apenas se ha investigado. Un nuevo estudio publicado en la revista Molecules examinó si CBM también activa los receptores PPAR y en qué medida.

Los investigadores italianos encontraron que el cannabinoide CBM desconocido activa los receptores PPAR, y lo hace de forma más efectiva y segura que algunos medicamentos desarrollados para este fin.

Uno de esos medicamentos para la diabetes y más vendido de la historia sería la rosiglitazona. Se consideró un medicamento eficaz para la diabetes tipo 2, pero los estudios que comenzaron en 2007 descubrieron que aumentaba significativamente el riesgo de ataques cardíacos y ese descubrimiento condujo a su cese casi completo.

CBM activa los receptores PPAR de tipo PPARγ

En el presente estudio, descubrió que CBM también activa los receptores PPAR de tipo PPARγ, los mismos receptores utilizados por el medicamento rosiglitazona. Aunque a una intensidad más baja y que es algo bueno. La unión demasiado fuerte de la rosiglitazona a estos receptores es probablemente la causa de los graves efectos secundarios de su uso. Según los investigadores, la activación moderada del mismo receptor por el cannabinoide CBM puede proporcionar los beneficios de la rosiglitazona, lo que significa una mayor sensibilidad a la insulina, sin sus peligros.

Además, señalan que, a diferencia de la rosiglitazona, el CBM “aumentó significativamente la expresión de PPARγ, lo que sugiere que este cannabinoide probablemente no solo activa PPARγ sino que también es capaz de generar un ciclo de retroalimentación positiva que refuerza la expresión génica”, lo que creen que refuerza la hipótesis de que “podría ser un remedio más efectivo y seguro para las enfermedades relacionadas con la insulina (diabetes tipo 2) “.

El  estudio ayuda a comprender cómo el CBM específicamente y el cannabis funcionan en general en este sistema sin ser parte del sistema endocannabinoide.

Diabéticos y cannabis

Muchos diabéticos dicen que usar cannabis alivia sus síntomas, aunque no hay evidencia científica.

El experto científico en cannabis, Dr. Raphael Meshulam, dijo que eso es debido a la falta de investigación en este campo. “Durante 10 años he estado esperando que una compañía farmacéutica u otro organismo grande realice investigaciones clínicas para examinar los efectos del CBD en la diabetes”, dijo en una entrevista de 2017 . “Es una pena porque nos falta algo aquí. Calculo que la diabetes tipo 1 se puede tratar con CBD sin ningún efecto secundario”.Otra posible razón sería que los ingredientes del cannabis que son efectivos para la diabetes están en muy bajas concentraciones, como el CBM.

Más Artículos
Estudio: cannabis reduce significativamente los síntomas de la gastroparesia
>