Francia, políticos y profesionales médicos piden legalizar el cannabis

Un gran grupo de diputados franceses de todas las tendencias se une para pedir la legalización del cannabis después de la pandemia del COVID-19.

Un gran grupo de diputados franceses de todas las tendencias se une para pedir la legalización del cannabis después de la pandemia del COVID-19.

Un grupo nutrido de diputados electos y profesionales de medicina, sobre 70 y encabezados por François-Michel Lambert,  creen que legalizar el cannabis sería una de las posibles soluciones que ayudarían después de la pandemia mundial.

El verano pasado se presentó un proyecto de ley, apoyado por diputados electos y médicos,  que pedía la legalización del cannabis en Francia. Ahora y en un contexto económico y de salud complicado, ese grupo de solicitantes de todas partes del arco político de derechas o izquierdas se amplía Se vuelve a insistir en esta medida legalizadora ahora más que nunca.

Según informaba el medio francés L’OBS, la legalización del cannabis puede ser una posible e importante ayuda y remedio contra las crisis de salud y económica. Titulado “¡Después de la crisis de Covid-19, debemos legalizar el cannabis, rápidamente!” , en el texto de esta demanda encontraríamos diputados de LREM , del LFI o socialdemócratas que solicitan al ejecutivo francés que vaya en esta dirección.

Cada vez más voces se unen al proyecto de Ley de legalización

Entre lo firmantes a favor de legalizar el cannabis y después de la pandemia mundial; estarían la senadora ecológica Esther Benbassa o la diputada de LREM del Canal Sonia Krimi. Además de otros veinte funcionarios electos, también se encuentran un grupo de médicos que abogaban por el proyecto de Ley que ya se presentó el verano del 2019.

Ahora y después de los estragos, tanto económicos como de salud que ha producido a nivel mundial y en el país, la iniciativa coge mucha más fuerza y con la unión de más nombres. Entre los argumentos para la legalización, el documento habla sobre varios temas,

El argumento económico es sencillo de entender, ya que después de la crisis económica que llegará por culpa de la expansión mundial del coronavirus, cualquier forma de recaudar impuestos es bienvenida. La gran cantidad de dinero que mueve el cannabis podría conseguir grandes recaudaciones si se legalizase. Según cálculos de los firmantes del documento legalizar “supondría traer cada año a las arcas del Estado entre 2 y 2,8 millones de euros”. Francia el principal consumidor europeo con 5 millones de usuarios de marihuana en 2017 e incluyendo a 700,000 usuarios diarios, cifra que ha ido aumentando durante años.

El empleo y la salud como argumentos

Otro aspecto más que importante según el informe, es que se podrían crear “entre 30,000 y 80,000 empleos, especialmente en el sector agrícola.” Otra cuestión de relevancia según el texto firmado, sería que la legalización ayudaría a la policía y la justicia al aliviar los arrestos por el simple hecho de su uso, un argumento de seguridad.

Al poder controlar legalmente la producción y la distribución del cannabis, la salud del usuario sería el gran ganador. Se sabría cuál ha sido el proceso de su cultivo, su tratamiento en la distribución o la composición de los productos. Esto lógicamente haría que se pudiesen evitarse fórmulas o acciones no saludables para los consumidores.

El año pasado informaba el Ouest France, que el máximo mandatario francés, Emmanuel Macron, dijo no estar a favor de “la legalización del cannabis o los usos no regulados” porque “nunca vio estudios sólidos que demostraran que no tenía efectos en la vigilancia en particular de los más jóvenes “ . Aunque sí dijo sobre el cannabis terapéutico que “tiene virtudes en el contexto de los tratamientos, en particular para apoyar el tratamiento del dolor”. En esta dirección, aunque se aprobó probar su eficacia en varios hospitales para tratar el cáncer, el dolor o la esclerosis múltiple; la pandemia mundial ha hecho que se posponga hasta el año que viene.

Varios modelos de legalización

Ya existen modelos de legalización a nivel mundial como en Uruguay, Canadá, o en estados norteamericanos. En Francia los firmantes abogan por un enfoque francés. En la Unión Europea países como Luxemburgo experimentaran con la legalización de la marihuana. El experimento luxemburgués puede ser la piedra que haga girar a sus socios europeos; ayudaría sobre cuál sería la mejor forma de legalizar el cannabis en la Unión y lógicamente en Francia también. Ahora el país, cuenta con un gran y nutrido grupo de voces autorizadas que apoyan esta dirección legalizadora con el cannabis.

Más Artículos
Provincia argentina da media sanción a ley de autocultivo
>