NEWS

Historia

17 marzo, 2006, 19:45 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Comienza hace ya varios años, yo había fumado alguna vez y en toda ocasión quede muy colgado, por esos días no tenia un corno de idea de que hacer con mi vida, y todo lo que vivía era siempre un pedazo de imaginación de un futuro imposible (me ganaba la lotería, o terminaba de estudiar una carrera que aún no había comenzado, entre otras cosas).
Un día arranco a una fiesta, llego y me convida alguien un porro (no recuerdo quien) fumo y el pibe se va, yo me quedo el porro y como no me sentía a gusto en la fiesta (otra sensación común de aquella época) me voy.
En el camino de vuelta a mi casa quemo el pedazo que restaba, fue en ese momento cuando el mundo empezó a reclamar mi participación, de pronto lo natural era otra cosa, y en el espejo del ascensor que llevaba a mi departamento me dije cosas que cambiaron todo lo que alguna vez creí.
Al verme en ese lugar no pude dormir, y fui a la casa de quien consideraba mis amigos….. Lo primero que quise hacer fue tratar de expresar mi descubrimiento, la nueva visión del mundo … entonces fue cuando se fue todo al carajo, no me entendía ninguno nada, me empecé a comer un viaje negro de mucho susto y vuelvo a mi casa.
Después de eso pasaron muchas cosas mas, entre viajes oscuros y otros donde fui muy feliz, pero desde esa noche no había vuelto a probar marihuana.
Hoy fumo cuete cuando se me antoja, tengo mis camaradas que me acompañan en todos los delirios y trato de devolverles la mano.
Que decir sino que la marihuana me salvó la vida. (je).

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular