NEWS

Indicas o sativas, la ciencia dice que no hay diferencia

22 abril, 2020, 15:00 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Siempre hemos clasificado las variedades de cannabis entre las sativas y las indicas, pero los científicos dicen que no hay diferencia

Durante muchos años todos los actores relacionados con el cannabis hemos diferenciado las variedades entre indicas y sativas. Ahora los investigadores nos dicen que no tiene mucho sentido esta decisión a tenor de sus efectos por consumo.

El sistema de diferenciación de estas dos variedades no era muy exacto, las pruebas moleculares han demostrado que no tendría sentido esta división. Aunque, no existiría un sistema de división más preciso y por eso, continúa la dicotomía sativa-indica.

Indica, sativa o híbrido sería cómo se clasifican en los comercios o dispensarios de países donde es legal su venta; aparte de sus concentraciones de THC, CBD y más.

Se supone que las variedades indicas te relajan físicamente con un efecto sedante y las sativas son energizantes y más cerebrales. Las híbridas siempre tendrían efectos intermedios entre las dos variedades. Así y más o menos nos comentarían cuando se ofrecen. No existe evidencia científica que respalde esto.

Por lo tanto, los usuarios en realidad no tendrían los efectos por lo que muchas de estas variedades se comercializan. Los usuarios , al final son ellos los que deben probar las cepas y comprobar sus efectos en ellos mismos.

«En ausencia de cualquier otro sistema útil para clasificar la marihuana, la cepa y la dicotomía indica-sativa es todo lo que tienen los criadores y distribuidores, algo así como lo que Winston Churchill dijo sobre la democracia», dijo Jeff Chen , Director de la Iniciativa de Investigación de Cannabis de la UCLA. Especialista en el tema. «Es el peor sistema inventado, pero el mejor que tenemos», informaba Insider.

Clasificación desde el siglo XVIII

Esta clasificación nos llega del siglo XVIII cuando se clasificaron estas dos especies por la imagen exterior de la planta. La investigación actual en este campo ha descubierto que a nivel molecular no existiría diferencia entre estas dos clasificaciones. Los investigadores ahora saben que a nivel molecular, no hay diferencia entre una cepa índica y una cepa sativa de marihuana.

El biólogo francés, Jean Baltiste Lamark, hace más de 250 años propuso un sistema de clasificación basado en la imagen exterior de la planta. Las muestras que le llegaron de la india tenían los tallos más gordos y gruesos, además las plantas eran más rechonchas que sus hermanas sativas. Éstas, más altas y de hojas más finas. Esta diferente imagen es la que les daría efectos y usos diferentes.

Años más tarde, botánicos ingleses pusieron en duda la clasificación de Lamark. Decían que solo había una raza de cannabis, el cannabis sativa L. Se adaptaría a varios rasgos para proporcionar distintos efectos y el por qué dos plantas de cannabis pueden verse y sentirse tan diferentes.

Aunque, en esa época los médicos que se interesaban por sus bondades medicinales adoptaron esa dicotomía sativa indica.

La posterior llegada de las pruebas moleculares demuestra que el sistema de clasificación original era inexacto.
Los investigadores finalmente estudiaron las plantas y descubrieron que su aspecto y rasgos físicos no determinaba su efecto, era un enfoque demasiado simplista. Se dieron cuenta mediante pruebas moleculares de que solo hay una especie de cannabis, cannabis sativa L.

La razón por la que puede verse y tener diferentes efectos  en el cuerpo de una a otra es debido al entorno donde se cultiva. Este cambiaría su sabor y  perfil de efectos. Factores como la temperatura, la humedad, los nutrientes del suelo, la luz solar y la altitud pueden afectar diferente a una persona que consume esa cepa. Es decir una misma semilla de cannabis puede variar en su conjunto si se cultiva en un sitio distinto y de distinta forma.

Otro tema que también influiría en esto serían los terpenos de cada variedad, ya que dan sabores y olores y existen más de 100. Por todo ello, es tan complicada la clasificación de esta planta.

Por ahora se carece de un organismo que regule la clasificación de las variedades. A pesar de las diferencias, todavía se utiliza este sistema de indica-sativa-híbrido para clasificar las variedades y para su adquisición.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular