Israel, encuentran ceniza de cannabis en altar del antiguo Reino de Judá

En un altar en forma de dos monolitos de piedra caliza, un santuario del antiguo Reino de Judá del valle Beer-sheba, Tel Arad, se encontraron cenizas de cannabis

Reino_de_Judá
Santuario en Arad, reconstruida en el Museo de Israel

En un altar en forma de dos monolitos de piedra caliza, un santuario del antiguo Reino de Judá del valle Beer-sheba, Tel Arad, se encontraron cenizas de cannabis

En 1963 se descubrió unas ruinas arqueológicas de culto santo. Dentro de las ruinas se descubrieron cenizas de material orgánico en el altar más pequeño. Después de realizarse pruebas en dos laboratorios, las cenizas resultaron ser de cannabis. De hecho, en los residuos se detectaron tetrahidrocannabinol(THC), cannabidiol (CBD) y cannabinol (CBN), además de terpenos y terpenoides. Claramente estos hallazgos sugieren que se habían quemado flores de cannabis.

En el Reino de Judás, el pueblo de los “judaítas”  más tarde éstos pasaron a denominarse “judíos”. Este hallazgo arqueológico fue descubierto en 1963 y se describió como el “Lugar Santísimo”. Las cenizas de cannabis se encontraban con y junto a las del incienso.

Un hallazgo histórico

Según los autores del estudio publicado en el Journal of the Instituto de Arqueología de la Universidad de Tel Aviv ; era la primera vez que se encontraban pruebas físicas de cannabis en el antiguo Oriente Próximo.

Otra peculiaridad de este descubrimiento de cenizas de cannabis era que se encontraban con residuos que se le atribuyen al estiércol animal. Los autores dicen en el estudio que esto “sugiere que la resina de cannabis se mezcló con el estiércol para que fuese calentanda de una forma suave”.

También, estos hallazgos sugieren que el cannabis se usó por sus efectos psicoactivos y deliberadamente como una forma de estimular a los presentes en estas ceremonias de culto.

Otro dato es que el incienso procedía de Arabia e indicaba la existencia del comercio entre el Reino de Judá y el  Sur de Arabia. El principal autor del estudio, Eran Arie, le dijo a la CNN que “en todo el mundo … muchas culturas utilizaron materiales e ingredientes alucinógenos para entrar en algún tipo de éxtasis religioso”.”Nunca pensamos que en Judá se participara con estas prácticas de culto. El hecho de que encontramos cannabis en un lugar de culto oficial dice algo nuevo sobre el culto de Judá”.

“Como los terpenoides detectados no son exclusivos del cannabis y se pueden encontrar abundantemente en muchas otras plantas locales, es probable que el cannabis quemado en el altar no fuese por su olor o virtudes terapéuticas, sino por sus habilidades que alteran la mente, expresadas solo por calentamiento “. dice el resumen del estudio titulado”Cannabis e incienso en el santuario Judahíta de Arad”.

Consumo de cannabis documentado por antropólogos

Los investigadores israelíes evidencian el consumo médico y pisocativo de la planta del cannabis en muchas culturas antiguas como en el antiguo Reino de Judá. También se han encontrado residuos de cannabis en antiguas tumbas de miles de años  en China.

Los escitas también usaban los efectos del cannabis para festejar la victoria después de las batallas. Los egipcios lo utilizaban para los dolores menstruales y de parto. En el Himalaya, la tribu hindú Gaddi lo usaba por sus efectos psicotrópicos. En la aldea de Kanabad, Pakistán, y en varias zonas de África como Buganda  o Shoto también se ha documentado el consumo de cannabis por poblaciones antiguas.

También en Jerusalén se descubrió una antigua tumba de más de 1500 años de antigüedad y donde una niña que murió de parto, se encontró el feto atrapado en su pelvis, con una pequeña jarra cerca de los esqueletos. Dentro de ella se encontró un material negro que posteriormente fue analizado, se descubrió THC y CBD. Los investigadores concluyeron que era utilizado para que la niña tuviese un mejor parto a la vez que reducía sus dolores.

>