La marihuana libera dopamina en nuestro cuerpo como recompensa

El sistema de recompensa de dopamina es importante cuando se trata de entender la marihuana y la motivación. Eso es porque existe un fuerte vínculo entre las vías de recompensa del cerebro y la respuesta a la marihuana.

El THC activa los receptores CB1 del cerebro, lo que conduce a un aumento de la dopamina. En pocas palabras, la marihuana hace que el cerebro libere la sustancia quimica. Esto es parte de la razón por la que fumar marihuana nos hace sentirnos tan bien.

Este efecto es sólo temporal, y es medible  aproximadamente por 2 horas después de consumir la marihuana.
Dicho esto, cuando la marihuana se consume en repetidas ocasiones, puede causar cambios más duraderos en el sistema de recompensa de dopamina.

La dopamina y la motivación

La sustancia química del cerebro llamada dopamina y juega un papel importante en la motivación. Si has oído hablar de ella, ya sabes que este neurotransmisor es una recompensa del cerebro.

La dopamina se libera cuando hacemos cosas que promueven nuestra supervivencia y reproducción, como la alimentación, el aprendizaje y el sexo. La liberación de dopamina nos hace sentir bien, así que se hacen estas cosas una y otra vez.

¿Alguna vez has notado una repentina oleada de placer cuando sientes el olor de una comida sabrosa, a pesar de que no estés comiendo todavía realmente?

El sistema de recompensa dopamina está conectado con el aprendizaje y la memoria. Cuando se experimenta una sensación agradable una y otra vez, el cerebro aprende a asociar el contexto y las señales de inminente placer.

Así que cuando se huele la comida antes de comer, el cerebro comienza a liberarla en nuestro cerebro en anticipación del placer de comer. En última instancia, se siguen las condiciones que hacen que las cosas que te llevan al placer.

La dopamina también puede ser liberada cuando el circuito de recompensa se estimula por otra razón. Por ejemplo, el alcohol, café, cigarrillos, y muchas drogas recreativas que se conoce que activan la vía de recompensa del cerebro y la liberación de dopamina.

Para resumir, la sustancia se libera en previsión de experiencias placenteras, produciendo la motivación y el incentivo para buscar la recompensa.

El sistema de recompensa de dopamina es importante cuando se trata de entender la marihuana y la motivación. Eso es porque existe un fuerte vínculo entre las vías de recompensa del cerebro y la respuesta a la marihuana.

El THC activa los receptores CB1 del cerebro, lo que conduce a un aumento de la dopamina. En pocas palabras, la marihuana hace que el cerebro libere dopamina. Esto es parte de la razón por la que fumar marihuana nos hace sentirnos tan bien.

Este efecto es sólo temporal, y es medible  aproximadamente por 2 horas después de consumir la marihuana.
Dicho esto, cuando la marihuana se consume en repetidas ocasiones, puede causar cambios más duraderos en el sistema de recompensa de esta sustancia quimica.

  • Más Artículos
    Estudio, El cannabis es seguro y efectivo en pacientes con fibromialgia
    >