Las 10 mejores variedades de Barney’s Farm

Barney´s Farm es de los bancos de semillas holandeses más antiguo, nacido en Amsterdam a mediados de la década de los 80. En la actualidad sus variedades acumulan más de 40 premios, lo que resume la calidad que nos ofrecen. En este post hablamos de las que nuestro juicio, son sus 10 mejores variedades.

Utopia Haze: se presentó en el año 2008 y ya ése mismo año arrasó en la categoría de mejor sativa de la Cannabis Cup, logrando el primer premio. Se trata de una landrace brasileña de floración media, grandes cogollos de aromas frescos y mentolados, y unos efectos muy potentes, alegres y positivos.

Cookies Kush: se trata del cruce entre un fenotipo de Girl Scout Cookies con el potentísimo OG Kush fenotipo Rolex. Los resultados son espectaculares, una planta que fusiona un delicioso sabor a chocolate con menta con un aroma a galletas recién horneadas. En la Cannabis Cup de 2014, logró un primer premio.

Dr Grinspoon: es una planta de las que se pueden denominar rarezas, y no siempre se encuentra en stock. Se trata de una sativa delgada y alta, que produce uno cogollos de muy pequeño tamaño, salpicados por todos los tallos rojizos de la planta, y super resinosos. Su exótico sabor y potentes efectos la hacen también única en este sentido.

Sweet Tooth: a principios de los 2000 alcanzó gran fama gracias a dos primeros premios en las Cannabis Cup de 2000 y 2001. Esta variedad con genes Afghani x Nepalese x Hawaiian, crece compacta y ofrece unas enormes cosechas, con cogollos cargados de brillantes tricomas. Su intenso sabor a pomelo y sus potentes efectos son también muy interesantes.

Vanilla Kush: su origen se remonta a mediados de los 80, donde los propios breeders de Barney’s la recogieron en la región de Cachemira. Es una típica hashplant o planta de hachís, donde destaca un rico aroma y sabor a vainilla con trasfondos a pino. Los efectos son fuertes, duraderos y sobretodo relajantes.

G13 Haze: este híbrido que combina la leyenda G13 con una sativa hawaiana es una de las variedades más conocidas de este banco, famosa por su facilidad de cultivo, producción y potencia. El sabor de sus cogollos es afrutado y especiado. En 2006 ganó un segundo premio en la Cannabis Cup, para al año siguiente conseguir el primero.

LSD: su nombre se debe al potente efecto triposo que produce. Se trata de una clásica Skunk #1 cruzada con una potente índica afgana, genes que siempre han combinado muy bien. Es una planta fácil de cultivar que siempre ofrece grandes resultados. El sabor y aroma recuerda como a castaña terrosa y almizcle. Los efectos son muy intensos y eufóricos pese a su dominancia índica.

Y… más

Pineapple Chunk: para esta campeona de la Cannabis Cup de 2009, se cruzó la famosa Pineapple de Barney’s con un híbrido Cheese/Skunk #1. El resultado es una planta fuerte, estable, resitente y fácil de cultivar en cualquier clima. Su aroma y sabor tiene una menor carga Skunk de lo que cabría esperar y dominan los toques a piña. Su efecto es potente y extremadamente relajante.

Tangerine Dream: posiblemente lo más característico de esta planta sea su dulce sabor y aroma a mandarina. Pero de este híbrido con dominancia sativa también destaca por su producción y potentes efectos cerebral a la vez que relajantes. En 2010 consiguió un importante primero precio en la Cannabis Cup.

 Acapulco Gold: terminamos con la ganadora en 2010 del premio a la mejor sativa en la Cannabis Cup. Un leve aporte de índica aporta mayor estabilidad y producción a la sativa de américa central. Florece con gruesos y grandes cogollos centrales de tonos dorados y rojizos. Los efectos son duraderos, tranquilizante y relajantes, ayudando a reducir el nivel de estrés.
Más Artículos
Exceso de riego: cómo evitarlo, detectarlo y solucionarlo
>