Las claves del éxito para un gran cultivo en SCROG

Si ayer os hablábamos de las claves del cultivo en SOG, hoy lo haremos del las claves de la técnica de cultivo SCROG.

Si ayer os hablábamos de las claves del cultivo en SOG, hoy lo haremos del las claves de la técnica de cultivo SCROG. El concepto de SOG ya hemos visto que se trata de gran numero de plantas en pequeñas macetas, y que planta planta nos ofrezca únicamente una gran apical, el SCROG es justamente lo opuesto. Se trata de cultivar pocas plantas en grandes macetas. SCROG es el acrónimo de “screen of green” o malla verde. Además de ser una técnica de cultivo muy usada en interior, también lo es en exterior.

Como el SOG, tiene sus ventajas e inconvenientes que iremos analizando. Por ejemplo una de las ventajas es que con una sola planta, se pueden llegar a cubrir enormes espacios de cultivo gracias a la técnica de poda o guiado. Pero uno de los grandes inconvenientes, especialmente en interior, son las largas fases de crecimiento necesarias para que pocas plantas cubran la zona disponible. Mientras que en cultivos en SOG es posible hacer 6 cosechas por año, con un SCROG puede llegar a ser complicado cosechar 3 veces. En exterior en cambio, con todos los meses que hay por delante hasta que comience la fase de floración, ésto no es ningún problema.

LA VARIEDAD IDEAL Y CANTIDAD DE PLANTAS

Para cultivar en SOG las variedades ideales son las de crecimiento contenido, columnar y poco ramificado.Pero para un buen SCROG la variedad perfecta es aquella que muestre un gran crecimiento y ramificación. Especialmente las sativas, híbridos con dominancia sativa e incluso híbridos índica/sativa. Lo que nos interesa, es que sea cual sea la variedad, no tenga problemas en crecer y crecer, y ramificar y ramificar. Esta técnica es además de las pocas que permiten en interior el cultivo de variedades que de otro modo sería imposible.

En cuanto al número de plantas, siempre dependerá del gusto del cultivador. Siguiendo la norma de 100 litros de sustrato por m2 de cultivo en interior, se podrían usar 4 plantas en macetas de 25 litros, 3 en macetas de unos 30 litros, 2 plantas en macetas de 50 litros, o un gran contenedor para una única planta por m2. En exterior en cambio no existe mucho límite en relación a ésto, ya que una sola planta en suelo y con 3 meses por delante para su crecimiento, puede cubrir una superficie de varios m2.

LA TÉCNICA SCROG

Dado que es necesaria una malla que permita el guiado de las plantas, lo mejor es optar por la maceta definitiva en cuanto se tenga la ocasión. Una vez situemos la malla sobre las macetas, será complicado todo tipo de trasplante. Así que una vez decidido el número de plantas que usaremos, las distribuiremos uniformemente en la zona de cultivo y a unos 30-40cm de las macetas situamos la malla.

La malla puede ser una estructura sólida fabricada con listones de madera y con agujeros de unos 5x5cm-10x10cm. También en cualquier grow te las puedes encontrar, ya adaptadas a medidas específicas de armarios de cultivo. O en alguna cooperativa hay otros tipos de mallas que pueden hacer perfectamente la función. Sobretodo ha de ser estable, ya que tengamos en cuenta que soportará todo el peso de los cogollos.

Cuando las plantas comiencen a alcanzar la red, tenemos dos opciones. O ir guiando cada una de las apicales en una dirección por toda la malla, o realizar una poda para multiplicar el número de apicales por planta para que la distribución de las ramas por la malla sea más simétrica. Al no haber ninguna apical dominante, las ramas se desarrollarán rápidamente.

No debemos dejar que las ramas sobrepasen la malla. En cuanto una lo haga, la iremos guiando hacia algún espacio de la malla. Para ello, puedes usar unos alambres, o ir zigzagueando cada una de ellas por la malla. En pocas semanas, lo que era un espacio vacío se irá convirtiendo en una preciosa estructura de ramas, con numerosas apicales creciendo a una misma altura.

Cuando aproximadamente el 70-80% de la malla la tengamos ocupada, es el momento de pasar nuestro cultivo a floración. Durante las dos primeras semanas, las plantas seguirán creciendo y seguiremos guiando las ramas a las zonas aún vacías. Cuando comience la floración, toda la malla debería estar ocupada. Y en esta nueva fase, la belleza de un buen cultivo en SCROG hace su aparición, con centenares de cogollos que apenas dejarán espacios entre ellos.

Más Artículos
Rusia, israelí sentenciada 7 años y medio de cárcel por 9 gr. de cannabis
>