Legalidad en Uruguay no incidió en consumo adolescente

La discusión previa a la legalización del cannabis en Uruguay tenía en disputa un argumento central: ¿Impactaría negativamente en el consumo de los adolescentes?

exceso
Macfoto

La discusión previa a la legalización del cannabis en Uruguay tenía en disputa un argumento central: ¿Impactaría negativamente en el consumo adolescente?

Diversos estudios realizados año tras año por la Junta Nacional de Drogas vienen confirmando que no es así.

Ahora, un estudio internacional, que publica la radio M24, desmitifica la idea de que los jovenes consumen más.

La investigación, que lleva adelante por dos investigaciones uruguayas en la Universidad de Nueva York en Estados Unidos. Será publicada en el mes de junio por la Revista Internacional de Política de Drogas.

En 2013, Uruguay se convirtió en el primer país del mundo en legalizar el cannabis recreativo, instituyendo un modelo regulatorio estatal no comercial de producción y suministro.

El estudio proporciona la primera evidencia empírica sobre sus problemas en el uso adolescente de cannabis y los riesgos relacionados.

“No encontramos evidencia de un impacto en el consumo de cannabis o el riesgo percibido de consumo. Encontramos un aumento en la percepción de los estudiantes sobre la disponibilidad de cannabis (58 por ciento visto versus 51 por ciento de control sintético) después de la legalización ”aseguran los especialistas.

Diego Olivera, especialista en políticas de drogas y expresidente de la Junta Nacional de Drogas, dijo a M24 que las conclusiones de este estudio van en línea con los resultados del Observatorio uruguayo de Drogas.

Olivera aseguró que el resultado es muy importante porque compara con los países cercanos que no tienen un marco regulado sobre el cannabis.

REGISTROS LOCALES

Según la Encuesta sobre Consumo de Drogas en Estudiantes de Enseñanza Media que realiza Uruguay todos los años, uno de cada cuatro estudiantes probó marihuana alguna vez en su vida.

Además, el 19,7 por ciento la consumió en los últimos 12 meses y la edad de inicio se encuentra en los 15 años.

“Para las tres prevalencias de consumo se detectará un crecimiento lineal constante en el período 2011-2016 para luego estabilizarse en esta última medición, sin que se presenten diferencias entre 2016-2018”, Jessica, del observatorio de drogas.

La investigadora también reconoció que dos mediciones no son específicas para demostrar tendencias. Y dado que solo en 2017 la marihuana comenzó a venderse en farmacias, aunque destacó que “se quebró la tendencia de aumento” en el consumo entre jóvenes.

También agregó que, desde 2016, se equilibró el patrón de consumo entre hombres y mujeres.

El Gobierno uruguayo estima que la marihuana legal hizo perder 22 millones de dólares al narcotráfico.

Junto con la encuesta se presentó un informe sobre los problemas a corto plazo de la venta de marihuana en farmacias para medir la percepción social de la novedosa ley, donde se entrevistó a farmacéuticos y público en general.

El estudio controlado que, en 2014, 60,7 por ciento de personas encuestadas se manifestaban en desacuerdo con la regulación de la marihuana.

Descienden opiniones desfavorables

Las opiniones desfavorables descendieron con el tiempo y, para 2017, el porcentaje de desaprobación era de 41,4 por ciento, según los datos del proyecto de investigación Monitor Cannabis.

Rosario Queirolo, del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Católica, quien presentó el informe, sostuvo además que la encuesta entre los farmacéuticos dio cuenta de una menor presencia de lugares de venta ilegal de drogas, llamados “bocas” en Uruguay, cerca de las farmacias que expenden marihuana.

“Diez [farmacéuticos] identificaron una boca de drogas, y cuando volvimos al año solo cinco lo hicieron”, tuvieron éxito.

La encuesta, nuestros datos se conocieron en febrero, la cuenta de siete de cada 10 estudiantes, o sea, un 72 por ciento, ha consumido alcohol en el último año, siendo esta la sustancia de mayor expansión, de mayor presencia.

Más Artículos
Comestibles de cannabis: Guía para uso consciente (por Gobierno canadiense)
>