Los auténticos Brownies Locos, hazlos con esta sencilla receta

Los brownies son bizcochos pequeños de chocolate y son uno de los dulces más típicos de Estados Unidos. Su nombre hace referencia a su color marrón oscuro. En ocasiones, se puede recubrir con una espesa capa de chocolate, además de llevar en su interior desde chocolate, a nueces o toffee crujiente. La primera mención a un brownie data de finales del siglo XIX, aunque esta receta no incluía chocolate.

Se cree que fue descubierto por un repostero cuando a su pastel de chocolate se le olvidó echar levadura, de ahí su textura compacta. El brownie se suele servir caliente con helado o con nata montada. Como es habitual, adaptamos en nuestro blog, adaptamos todo tipo de recetas para incluir nuestra hierba preferida y así darle un toque psicoactivo muy interesante sea para un consumo terapéutico o recreativo.

INGREDIENTES

  • 200 gramos de mantequilla
  • 5 gramos de cogollos de cannabis
  • 200 gramos de chocolate negro
  • 400 gramos de a´zucar
  • 4 huevos
  • 120 gramos de harina
  • 40 gramos de cacao en polvo
  • Levadura de repostería (opcional)
  • Nueves (opcional)

ELABORACIÓN

Lo primero, es integrar el cannabis a la mantequilla para extraer los cannabinoides. Para ello, ponemos a derretir la mantequilla a fuego bajo, añadimos los cogollos previamente triturados, y dejamos cocinas unos 30-40 minutos, removiendo continuamente y retirando del fuego unos momentos si adquiere demasiada temperatura. Colamos para eliminar la materia vegetal y dejamos nuestra cannabutter que vaya enfriando.

Derrite al chocolate al baño maría o en el microondas en pequeños intervalos de 10-15 segundo. El chocolate se quema con gran facilidad y proporciona después un sabor amargo bastante desagradable.

En un bol aparte bate los huevos con el azúcar. Añade posteriormente la mantequilla cannábica que debería estar a temperatura ambiente, y a continuación el chocolate fundido. Remueve para mezclar bien todos los ingredientes.

Con un tamizador, o un colador, tamiza la harina y el cacao sobre la mezcla anterior. Ésto le dará esponjosidad. Si quieres más, puedes añadir un poco de levadura de repostería. Si quieres añadirle unas nueces, éste sería el momento.

Termina de remover hasta conseguir una masa bien uniforme y ligeramente líquida. Vuélcala en una fuente de horno previamente enharinada o untada en aceite, e introdúcela en el horno que debería ya estar caliente a 200ºC.

El tiempo de cocción dependerá mayormente del grosor del brownie y la potencia del horno. Como orientación, cuando veas que se forma sobre la superficie la típica capa crujiente del brownie, baja el fuego a 180º y deja que se siga horneando hasta que al moverlo deje de hacerlo como un flan. El punto de cocción depende también del gusto de cada uno.

Más Artículos
Israel, investigación en marcha sobre cómo el cannabis trataría la endometriosis
>