Macetas de alveolos para el cultivo de cannabis

Una pieza fundamental en el cultivo de cannabis son las macetas. Actualmente el mercado nos ofrece muchos modelos, en diferentes materiales y diversos colores. Desde las típicas redondas o cuadradas de plástico que son las más usadas, a las de material geotextil o de alveolos. De éstas últimas os vamos a hablar hoy, ya que cada vez cuentan con más adeptos. Pese a ser lógicamente más caras, merece la pena por todo lo que explicaremos a continuación.

Aunque hoy en día son varios los fabricantes que las comercializan, el primero de todos fue Air-Pot. Siendo todas bastante similares, las Air-Pot se han ido perfeccionando año a año y ya cuentan con su sexta generación, siempre buscando el mayor desarrollo de las plantas. Lo más característico de cualquier de ellas, son los alveolos laterales con forma de conos, y su fondo de rejilla. También el formato, ya que vienen desmontadas y no ocupan nada a la hora de almacenarlas. Son muy fáciles también de montar, el lateral es una plancha plana que se pliega en forma de tubo sobre la base de rejilla y se sujeta con dos fijaciones incluidas.

Para entender su funcionamiento, pensemos en las macetas de siempre. Cuando las raíces de las plantas alcanzan un lateral o el fondo, se encuentran con una barrera que las hace seguir desarrollándose hacia otro lado. Ésto causa una deformación, además de que en poco tiempo agotarán el espacio disponible del sustrato y tocará hacer un trasplante a una maceta mayor para que no sufran riesgo de asfixia.

Las macetas de alveolos en cambio, hacen justo lo contrario. Primero la raíz crecerá hacia el fondo de la maceta. Al atravesar la rejilla, el aire la deshidratará y secará. Ésto fuerza el desarrollo de raíces secundarias, que crecerán lateralmente. Cuando estas raíces lleguen a cada alveolo no tendrán problemas en perforarlos por el pequeño orificio de su extremo. Pero cuando las raíces abandonan el sustrato y entran en contacto con el aire y la luz, sucederá lo mismo. El aire y el sol las deshidratarán y quemarán, lo que producirá de nuevo un mayor desarrollo de raíces secundarias en sentido siempre lateral, que son en definitivas las que más poder de asimilación de nutrientes poseen. Ésto se conoce con el nombre de “air prunning” o poda aérea y como vemos, se produce de manera natural.

Los orificios de los alveolos permiten una mayor aireación y drenaje

Pero ésto no es todo, ya que los orificios de los alveolos permiten una mayor aireación y drenaje del sustrato. Ésto permite que las bacterias beneficiosas liberen más nutrientes, que la planta agradecerá con un crecimiento mayor. Y pese a su color negro, nada apropiado para exteriores soleados, las macetas de alveolos gracias a esta mejor ventilación, no tendrán problemas en los climas de más sol y calor.

Todo ésto hace que las plantas alcancen una altura mucho mayor que en cualquier otra maceta del mismo tamaño, lo que supone un gran ahorro en sustrato, abonos y espacio sobretodo en cultivos de interior donde es posible usar macetas de alveolos de 3 litros con la misma eficacia que una típica maceta de lateral plano de 5 o 7 litros. Además son 100% reutilizables una vez se haya cosecha. Como siempre, os recomendamos probarlas y después que cada uno saque sus propias conclusiones.

Más Artículos
Damping Off en cultivos de cannabis: ¿qué es y como prevenirlo?
>