Mini casas hechas de cáñamo cien por cien ecológicas

Su construcción dura menos de dos semanas. Estas pequeñas casas que nos recuerdan a casas de los “pitufos” tienen una vida útil de 10 años y para sus potenciales candidatos ya están disponibles a partir de 500 euros.

La arquitecto y diseñadora francesa Evelyne Adamova es la autora del proyecto de mini casas construidas con productos naturales como la cal, arena, cáñamo industrial y paja. En el jardín puede estar la pequeña casa que podría el cuarto de herramientas o una casa para los más pequeños. Puede ser un lugar especial para juegos y aventuras de los más jovenes, o también podrían ser unos perfectos y genuinos apartamentos para los huéspedes o invitados del verano, además también de un autentico refugio, donde leer y dormir.

La arquitecto incluso permite a cualquier persona interesada visitar algunas de las mini casas y pasar unos días para poder probar por si mismos tales alojamientos de cuento.

A pesar de estas bonitas y peculiares mini casas, la mayoría de las personas no pueden imaginarse vivir en una de estas viviendas permanentemente, aunque pueden ser un refugio natural agradable donde se puede encontrar todo lo necesario.

Su construcción con cáñamo hacen de esta mini casa un espacio bien protegido para las inclemencias del tiempo en el que las humedades brillan por su ausencia y refleja muy bien los calores del verano.

Más Artículos
plastico_de_cañamo
4 ventajas del plástico de cáñamo sobre el plástico convencional
>