Momento de “convertirnos en influencers de reducción de riesgos y daños”

La pandemia de coronavirus expone un sinfín de riesgos y desafíos que estaban ocultos y, ahora, van saliendo a la luz conforme el grado de importancia social.

Macfoto

La pandemia de coronavirus expone un sinfín de riesgos y desafíos que estaban ocultos y, ahora, van saliendo a la luz conforme el grado de importancia social.

Uno de ellos es la noche, el entretenimiento y, por supuesto, los consumos.

Sobre todo con la última lección que el covid-19 nos da en Europa: la segunda ola de contagios impulsada por las juventudes.

Infectólogos de todo el mundo esperaban que esto sucediera, y no por acción de la cepa nacida en China sino por una reacción lógica al aislamiento de meses atrás.

El desafío es, entonces, construir una nueva normalidad que nos permita disfrutar de aquello que nos estimula, pero sin regalarse.

Algo de eso se trató en la 18va Conferencia Nacional sobre Políticas de Drogas realizada por la Asociación Civil Intercambios, de Argentina.

Más específicamente, en el panel intitulado “Escenarios festivos en contexto de covid”.

Panel

El panel organizado por la institución que cumple 25 años participaron Verónica Brasesco, Jefa de gabinete de la Dirección de Políticas Sociales en Adicciones del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA).

También Claudio Vidal Giné (de España), Coordinador de Energy Control en Andalucía.

Nicolás Basaure, Director Ejecutivo de Lado B Producciones; y Graziano Raffa, DJ, Productor y Director del sello discográfico Sudbeat.

Moderaron la mesa Tomas Pérez Ponisio y Carolina Ahumada, del Proyecto de Atención en Fiestas (PAF) de Intercambios Asociación Civil.

Durante el diálogo virtual, que se realizó vía Facebook Live de Intercambios AC, los ponentes expresaron las dificultades que, en el contexto de la pandemia del covid-19, atraviesa la industria del entretenimiento.

Se expusieron algunas alternativas que ya están en marcha en países de Europa.

Reducción de riesgos

También se desarrollaron varias ideas alrededor de la importancia de la reducción de riesgos y daños, tanto para los consumos de sustancias en espacios de nocturnidad, como los relacionados al covid-19.

Los ponentes coincidieron en la necesidad de desterrar cierta estigmatización alrededor del ocio y la nocturnidad.

“Ubicar a la ciudadanía junto al Estado, como un actor fundamental en la prevención de todos los hábitos de cuidados”, expresó Verónica Brasesco, “Lo que queremos es una mejor ciudadanía, una mejor fiesta y una mejor salud para todos”.

Claudio Vidal Giné, por su parte, determino: “Ha llegado la hora de convertirnos en influencers de la reducción de riesgos y daños”.

“Es un tiempo de redefinición de protocolos sanitarios, para desplegar acciones con seguridad, tanto para nuestros voluntarios como para el público. Hay que redefinir las intervenciones”, agregó el español.

“Lo que auguro post pandemia, es que se tenga otro tipo de conciencia sobre la fiesta, porque no deja de ser una parte importante del equilibrio del ser humano, del cuerpo y la mente”, aportó  Nicolás Basaure.

El empresario coincidió con sus compañeros en que “creer que hablar de drogas está mal, es una bomba de tiempo”.

Más activistas

Por el mismo camino fue el DJ Graziano Raffa al proponer “enfrentar el problema de pecho y no barrerlo debajo de la alfombra”.

“Necesitamos ser más activistas a la hora de resolver nuestros problemas”, desafió.

La 18ª Conferencia Nacional sobre Políticas de Drogas pretende profundizar el debate acerca de las políticas de drogas.

Poniendo en evidencia sus contradicciones e impulsando una toma de posición que se incline hacia un discurso y una práctica apoyados en evidencia científica.

También en una perspectiva de mayor tolerancia y respeto por los derechos humanos.

Iniciada en 2003, la Conferencia sobre Políticas de Drogas pretende ser una plataforma para la discusión y la elaboración de propuestas superadoras.

En la jornada inaugural, la ministra de Seguridad argentina, Sabina Frederic, anunció el compromiso del Gobierno nacional para modificar la actual Ley de Drogas.

“Estamos revisando el protocolo de intervención frente a personas consumos problemáticos de drogas, queremos hacer un protocolo proactivo”, expresó.

Y adelantó: “Vamos a conformar un equipo interministerial sobre el consumo de sustancias y cuidados. Con la idea de dar un debate sobre la Ley 23737”.

Más Artículos
¿Tienes ganas de invertir en un brooker cannábico?
>