Mosca del sustrato: control y tratamiento de la peor plaga de suelo

Posts dedicados a las plagas más comunes que se puede encontrar un cultivador de cannabis en exterior, y hoy hablaremos de la mosca del mantillo o mosca del sustrato

mosca_del_sustrato
Macfoto

Continuamos con nuestros posts dedicados a las plagas más comunes que se puede encontrar un cultivador de cannabis en exterior, y hoy hablaremos de la mosca del mantillo o mosca del sustrato, Se trata de una plaga realmente molesta que afecta especialmente a cultivos en invernaderos, donde la temperatura y sobretodo la humedad, son elevadas.

DESCRIPCIÓN

La mosca del sustrato o sciaridae, es una familia de moscas dípteras de pequeño tamaño, entre 3 y 5 mm. Son de color negro, delgadas, con largas patas, largas antenas y alas con venas muy marcadas. Como indica su nombre, es una plaga que habita en el sustrato. Los adultos tienen una esperanza de vida de tan sólo diez días. No comen ni dañan la planta, pero a lo largo de ese tiempo, una hembra puede llegar a poner de 200 a 300 huevos si las condiciones son favorables. Suelos húmedos y ricos en materia orgánica en descomposición, serán siempre los más propensos.

Pasados unos 5-6 días desde la puesta de huevos, nacen pequeñas larvas de color blanco. Éstas se alimentarán de las pequeñas raíces de las plantas, además de materia orgánica en descomposición durante unas dos semanas. Tras ello, continuarán su metamorfósis para al cabo de 3-4 días más, llegar a la fase adulta. A lo largo de un cultivo en exterior, se pueden dar varias generaciones al mismo tiempo, lo que el daño que le produce a la planta es continuo.

DETECCIÓN Y DAÑOS

En ocasiones no es una plaga fácil de detectar. Los adultos rondan la capa superficial del sustrato. Debido a su pequeño tamaño, color oscuro y rapidez, se sencillo que lleguen a pasar desapercibidas. Cuando la plaga se ha extendido, puede que se vean nubes de mosca del sustrato. En interior es más fácil de detectar, pues se tiende a encontrar adultos muertos en las ventanas.

Los daños son importantes como decimos. Los pelos radiculares son los que tienen más capacidad de asimilación de nutrientes, y entran dentro de la dieta de las larvas. La planta puede mostrar un marchitamiento repentino, pérdida de vigor, crecimiento lento y/o el amarilleamiento de las hojas, muy similar al que presentaría ante un exceso de riego. Y es que realmente la capacidad de la planta para asimilar líquidos se ve tan dañada, que sí habrá un exceso de agua que en condiciones normales no se produciría.

TRATAMIENTO

Dado que es una plaga que se relaciona especialmente con sustratos y ambientes húmedos, en primer lugar reduce un poco la frecuencia de riegos. Si tienes mosca del sustrato, es que éste está continuamente húmedo, lo que tampoco es muy bueno. Remueve la zona superior del sustrato y deja que se sequen los 3-4 primeros cm antes de volver a regar. También intenta mejorar todo lo posible la ventilación, especialmente en la zona baja.

Si tienes que usar algún insecticida, te recomendamos tierra de diatomeas, muy de moda en la actualidad en la agricultura ecológica. Se trata de un polvo de microalgas fosilizadas que tienen una cobertura de sílice. Al entrar en contacto con el insecto, lo que son como microcrisales perforan su capa de queratina, provocando su muerte por deshidratación. Se debe aplicar espolvoreado sobre el sustrato o en el riego. Además las plantas agradecerán una dosis de sílice.

Aquí más post sobre distintas plagas de mosca

Más Artículos
Avicanna
¿Cuánto cuesta cultivar tu propia marihuana?
>