Mujeres que usan cannabis con frecuencia sienten más satisfacción sexual

Las mujeres que consumen marihuana tienen mejores relaciones sexuales. Cuanto más consumen cannabis, más disfrutan del sexo dice nuevo estudio

mujeres

Las mujeres que consumen marihuana tienen mejores relaciones sexuales. Cuanto más consumen cannabis, más disfrutan del sexo, dice un estudio reciente.
El cannabis podría  amplificar la vida sexual en las mujeres según concluye un estudio publicado en la revista Sexual Medicine. Según el resultado de este estudio, existiría algo de realidad detrás de los testimonios de muchas mujeres.

Aunque todavía se trataría, por parte de los investigadores,  de saber exactamente que relación existe entre el cannabis y el sexo, la evidencia apuntaría hacia un vinculo real entre ellos. En este reciente estudio publicado se  preguntó a las mujeres consumidoras de cannabis sobre sus experiencias sexuales. En sus respuestas se  encontró que consumir con frecuencia cannabis se asoció con mayor excitación, orgasmos más fuertes además de  una mayor satisfacción sexual en general.

“Nuestros resultados demuestran que una frecuencia cada vez mayor de consumo de cannabis se asocia con una función sexual mejorada y se asocia con una mayor satisfacción sexual, orgasmo y deseo”, dice el estudio.

El equipo de investigadores analizó los resultados de la encuesta realizada a 452 mujeres. Se les preguntó a las encuestadas sobre su consumo de cannabis además de rellenar el cuestionario del Índice de Función Sexual Femenina (FSFI. Este cuestionario se diseñó para la evaluación de la función sexual en sus  últimas cuatro semanas. Se evaluó seis temas específicos como el  deseo, agitación, hidratación, orgasmo, satisfacción y dolor.

Primer estudio

“Hasta donde sabemos, este estudio es el primero en utilizar un cuestionario validado para evaluar la relación entre la función sexual femenina y los aspectos del consumo de cannabis, incluida la frecuencia, las cepas de cannabis utilizadas y el motivo de su consumo”.

En términos generales, una puntuación FSFI más alta significa una mejor función sexual, mientras que una puntuación más baja indica disfunción sexual. Al comparar la frecuencia del consumo de cannabis con la puntuación FSFI de cada participante, los investigadores determinaron que un uso más frecuente se asoció con tasas más bajas de disfunción sexual.

“Por cada paso adicional en la intensidad del consumo de cannabis (en número de veces por semana)”, afirma el informe, “las posibilidades de informar sobre disfunción sexual femenina disminuyeron en un 21%. “

Las mujeres que consumían cannabis con más frecuencia tenían puntuaciones FSFI más altas en general, lo que indica una mejor experiencia sexual en general. Los consumidores de cannabis más habituales también tenían puntuaciones FSFI específicas más altas, lo que indica cosas como una mayor excitación y mejores orgasmos, aunque no todas estas diferencias alcanzaron el umbral de significación estadística.

Resumen del estudio

El objetivo del estudio era evaluar el impacto de la frecuencia de uso, el tipo de quimiovar (tetrahidrocannabinol, cannabinol o ambos) y el método de consumo en la función sexual femenina entre los consumidores de cannabis.

Métodos

Se invitó a los adultos que visitaron las ubicaciones de un dispensario de cannabis con un solo socio a participar en una encuesta online anónima y no remunerada el 20 de octubre de 2019 y el 12 de marzo de 2020. La encuesta evaluó los datos demográficos de referencia, el estado de salud, los hábitos de consumo de cannabis y usó el valor femenino validado Índice de función sexual (FSFI) para evaluar la función sexual.

Medida de resultado principal

Los principales resultados de este estudio son la puntuación total de FSFI (punto de corte de disfunción sexual <26,55) y las puntuaciones de subdominio que incluyen deseo, excitación, lubricación, orgasmo, satisfacción y dolor.

Resultados

Respondieron un total de 452 mujeres, la mayoría entre los 30 y los 49 años (54,7%) y en pareja o casadas (81,6%). De ellos, el 72,8% informó haber consumido cannabis más de 6 veces por semana, generalmente a través de fumar flor (46,7%). Las mujeres que informaron más consumo de cannabis, informaron puntuaciones FSFI más altas (29,0 frente a 26,7 para las frecuencias más bajas frente a las más altas de consumo informado, p  = 0,003).

Además, un aumento en la frecuencia del consumo de cannabis en un uso adicional por semana se asoció con un aumento en la FSFI total (β = 0,61, p  = 0,0004) y los subdominios, incluido el dominio del deseo ( p  = 0,02), el dominio de la excitación ( p  =. 0002), dominio del orgasmo ( p  = 0,002) y dominio de la satisfacción ( p = .003). Para cada paso adicional de la intensidad del consumo de cannabis (es decir, veces por semana), las probabilidades de informar disfunción sexual femenina disminuyeron en un 21% (razón de probabilidades: 0,79, intervalo de confianza del 95%: 0,68 a 0,92, p  = 0,002). El método de consumo de cannabis y el tipo de quimiovar no afectó de manera constante las puntuaciones de la FSFI o las probabilidades de disfunción sexual.

Conclusión

El aumento de la frecuencia del consumo de marihuana se asocia con una mejor función sexual entre las usuarias, mientras que el tipo de quimiovar, el método de consumo y el motivo del consumo no influyen en los resultados.

Aquí tienes otro post sobre estudio de cannabis y sexo

Más Artículos
efecto-de-la-marihuana
¿Y tú qué clase de fumeta eres? Entra y descúbrelo
>