Nepal, la ropa y productos de cáñamo están en auge entre turistas

La marihuana puede ser ilegal en el país, pero la tela de cáñamo se está poniendo de moda entre los extranjeros que visitan Nepal

La marihuana puede ser ilegal en el país, pero la tela de cáñamo se está poniendo de moda entre los turistas que visitan Nepal. El periódico Nepal Times se hace eco de como muchos de los turistas que visitan el país del Himalaya buscan productos realizados con tela de cáñamo.

Los comerciantes locales también han encontrado en estos productos un reclamo para que estos viajeros vacacionales entren en sus comercios en busca de hacer compras. Camisetas, mochilas, chancletas y más, son parte de estos productos realizados con cáñamo y que los turistas buscan para adquirir en los comercios locales.

Por ejemplo, en Thamel, barrio comercial de la capital del Nepal, Katmandú, ahora es más conocido por su ropa con diseño local hecha de una mezcla de fibra de cannabis y algodón.

“En mi negocio el cannabis no es ilegal. Si el cannabis fuera ilegal, entonces no tendríamos estos productos a la venta “, dice Yubaraj Timilsina, propietario de Hemp Headquarter. Este comerciante fabrica y administra una tienda mayorista de atuendos a base de cannabis.

Zona productora de cáñamo al oeste de Nepal

Otros comercios conocidos que fabrican telas con cáñamo obtienen sus productos del oeste de Nepal, donde se permite la producción de cáñamo, bajo una estricta supervisión de las autoridades.

El oeste de Nepal sufrió gravemente a mediados de los setenta la prohibición del cannabis inducida por EEUU. La región tenía en el cultivo comercial de esta planta una fuente de ingresos para los pequeños agricultores

“Los arbustos de cannabis crecen en la naturaleza, no se cultivan, y recolectamos los tallos de los cuales se obtiene la fibra”, dice el cultivador, Baburam Bohra, de esta zona que produce cáñamo  llamada Bajura. Además, estas plantas se cosechan antes de que se produzca la flor (uso recreativo) para crear la fibra.

La fibra de cáñamo que se produce es de color marrón oscuro o marrón y es difícil de blanquear. Tampoco contiene el psicoactivo THC. Sin embargo, la producción es limitada, ya que la mayoría se exporta a otros países como España, Australia y Canadá.

A los turistas les gusta los productos hechos con estas telas como los chales, camisas, pantalones o bolsas de yoga por que son muy resistentes totalmente naturales.

Inspiración en los pastores de ganado

El comerciante de Thamel, Prem Dahal, es pionero en el comercio de cáñamo. Se inspiró en estos productos a base de cáñamo cuando hace muchos años descubrió como los pastores en Nepal occidental tenían resistentes colchones realizados con tela de cáñamo.

“El tejido de cáñamo es más fuerte, más absorbente y tiene un mejor aislamiento contra el calor y el frío que el algodón”, explica Dahal. “El cáñamo es ecológico”. No necesita pesticidas y evita la erosión del suelo y su tejido puede utilizarse para muchísimos productos.

“Si el cáñamo fuera totalmente legal y se permitiera su cultivo a escala industrial, sería tan valioso como el oro”, dice Dahal.

Los productos de Nepal basados ​​en el cáñamo son una moda en tiendas de diseñadores en Europa, América del Norte y Japón. Esta ropa de alta calidad realizada con tela de cáñamo se exporta desde desde hace 20 años y están diseñados para que duren mucho y sean cómodos.

 “La razón por la cual los textiles de cáñamo son populares entre nuestros clientes aquí y en el extranjero es que son cómodos, adecuados para personas con piel sensible, son naturalmente resistentes a los rayos UV, el diseño mantiene la forma y se estira menos”, explica la diseñadora local Nabina Maharjan.

Más Artículos
En República Checa diseñan casas espaciales de cáñamo para vivir en Marte
>