Principales factores de estrés en el cultivo interior de cannabis

Entre los varios problemas que se pueden presentar en un cultivo de cannabis, algunos de ellos son debidos al estrés. Éstos suponen un efecto negativo para las plantas, que pueden ir desde un crecimiento lento a una menor producción. En el peor de los casos, puede hacer que una planta hembra produzca flores masculinas, lo que puede dar lugar a una polinización no deseada y que los cogollos que cosechemos tengan semillas.

PRINCIPALES CAUSAS DE ESTRÉS

Estrés hídrico: es el causado por es exceso o la falta de agua. Poco hay que explicar al respecto, el cannabis es una especie que consume grandes cantidades de agua, pero a la que no le gustan los encharcamientos. Conocer el momento apropiado para regar es algo que con experiencia descubriremos.

Estrés por hipoxia: se debe a la deficiencia de oxígeno en las raíces. Generalmente es producido por un exceso de riego o por un mal drenaje. Las plantas ralentizan su metabolismo y en casos de hipoxia continuada, las hojas tienen a adquirir un color más amarillento.

Estrés por temperatura: los cambios bruscos de temperatura diurna-nocturna, o la exposición de plantas a temperaturas demasiado elevadas o demasiado bajas, es también una causa de estrés. Con temperauras bajas la actividad radicular se detiene. Temperaturas excesivas, puede producir quemaduras.

Estrés por plagas y/o enfermedades: en un acto natural, una planta afectada por una plaga, hongo o enfermedad, volcará todas sus energías tanto en su defensa como en su posterior recuperación. En casos graves, la planta se estresa y relentiza e incluso detiene su desarrollo.

Estrés por exceso o carencia de nutrientes: una mala alimentación hará que la planta sufra las consecuencias, mostrando deficiencias de nutrientes en un caso, y sobrefertilizaciones en el otro. La planta de nuevo empleará sus energías en sobrevivir el mayor tiempo posible, lo que frena su desarrollo.

Estrés por fluctuaciones de pH: para que los nutrientes del suelo estén disponibles, éstos deben estar dentro de un rango de pH que va desde 5.5 a 6.5. Por encima de estos márgenes, la planta muestra dificultad para asimilar determinados nutrientes, lo que también frenará su desarrollo y causará carencias.

Por heridas: cualquier herida causada por una rotura o poda, o un simple daño en los tejidos, lo causará. La planta empleará sus defensas para recuperar el daño, tanto a nivel de cicatrización como de combatir los posibles patógenos. Éste también es un motivo de estrés.

Por contaminación lumínica: se entiende por contaminación lumínica como la interrupción del fotoperíodo oscuro en floración. Es una de las principales causas de que una planta macho desarrolle flores hembra. No estaríamos hablando de plantas hermafroditas, sino de plantas estresadas.

Más Artículos
El microcultivo de cannabis: desafiando al espacio
>