Aprende a hacer unas relajantes sales de baño con CBD

En nuestro post de hoy vamos a enseñar a hacer unas sales de baño con CBD. El CBD o cannabidiol es uno de los principales cannabinoides presentes en el cannabis. No tiene efectos psicoactivos a diferencia del THC, además de poseer un espectro más amplio en aplicaciones médicas.

El CBD tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Son muchos los bancos de semillas que a día de hoy ofrecen variedades con altos niveles de CBD y sin apenas THC. Cualquiera de ellas sería la más interesante para hacer sales de baño.

Para esta receta también usaremos sales Epson. Se trata de sulfato de magnesio o sulfato magnésico, un compuesto químico que entre sus efectos, está el de producir relajación del músculo estriado además de reducir la inflamación. Se puede encontrar en casi cualquier farmacia, ya que es muy común en tratamientos inflamatorios por traumatismos o para el mal de la uña encarnada.

También son muy comunes como ingrediente de las sales de baño. Las altas concentraciones de esta sal cuando se disuelven en agua aumentan su densidad, lo que es especialmente útil en terapias de flotación. También se usan para mejorar tanto la circulación, como el mal de los “pies cansados”.

INGREDIENTES SALES DE BAÑO CON CBD

  • 50 ml de aceite de oliva virgen
  • 5 gramos de cannabis CBD
  • 4 tazas de sales de Epsom
  • Aceite esencial
  • 1 limón, naranja o pomelo

ELABORACIÓN

Debemos empezar haciendo un aceite CBD, integrando como siempre los cannabinoides a uno de los ingredientes grasos. En un cazo añadimos el aceite de oliva y el cannabis triturado.  Cocinamos a fuego suave y removiendo para facilitar la disolución de los tricomas durante unos 30 minutos. Colamos con un colador muy fino o un filtro de café para retirar la materia vegetal, y reservamos nuestro aceite CBD.

Después continuamos con el aroma de cítricos. En un recipiente como un bol, ralla la cáscara del limón, naranja o pomelo (o lima, mandarina, clementina…). También puedes usar una mezcla de ambos, pero es importante no llegar a la zona blanca de la cáscara, tan sólo la exterior.

En el mismo recipiente, añade el aceite CBD, las sales Epson y unas 20-30 gotas del aceite esencial que más te guste. También es totalmente prescindible, pero algunos aceites tienen sus propias propiedades beneficiosas, además de aportar aroma.

Y para terminar, debemos mezclar bien todos los ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea. Lo mejor y más fácil es emplear las manos, para lo que aconsejamos usar unos guantes de goma. Tan sólo nos falta pasar nuestras sales de CBD a un pequeño frasco de vidrio y disfrutar de un baño muy relajante cuando deseemos.

Más Artículos
En Colombia puedes fumar pero no portar
>