Se conocen más detalles del acuerdo Uruguay – Innova Life

Hace muy pocos días que el Estado uruguayo y la empresa española Innova Life firmaron un acuerdo y convenio gracias al cual se incursionará en un proyecto de investigación, desarrollo e innovación en cannabis con fin medicinal en ese país, pionero en el mundo en legalizar el uso recreativo de la marihuana en 2013.

Este viernes se conocieron más detalles de esa rúbrica. Por ejemplo, el INIA, parte del estado y la empresa española desarrollarán tres variedades de cannabis. 

Esto se conoció en la misma rueda de prensa en la que el INIA y la corporación formalizaron el vínculo. Este fue en la Sala Schwedt del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay (MGAP), y en la que participaron, por INIA, su presidente el Dr. José Luis Repetto y el director del Programa Nacional de Investigación en Producción Familiar, Ing. Agr. Alfredo Albín; por INNOVA LIFE: su presidente, Javier González, y su vicepresidente, Marcelo Cabrera; y por INASE: su Director Ejecutivo, el Ing. Agr. Daniel Bayce.

Se informó que el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria trabajará durante dos años junto a la empresa española INNOVA LIFE. El fin es desarrollar tres variedades de Cannabis Sativa con THC menor a 1%.

También se supo que el acuerdo los obliga a trabajar en conjunto por dos años en un proyecto de investigación, desarrollo e innovación (I+D+I) de cannabis con fin medicinal, una vez que la entidad europea obtenga los permisos requeridos por el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA), que ya se encuentran en estado avanzado de tramitación.

Participar el INIA en el proyecto se argumenta en la esperanza de que los resultados de la iniciativa pueden beneficiar económica y socialmente a muchos productores. Y especialmente a aquellos dedicados a la producción familiar. El INIA incursionará en el rubro de la mano de la firma extranjera, que se dedica a la investigación de la planta de cannabis y su desarrollo genético para producir, mejorar, comercializar y obtener nuevas variedades de semillas, particularmente en las cepas de cannabis ricas en cannabidiol (CBD).

Desde la estación experimental INIA Las Brujas, en el departamento de Canelones, a menos de una hora del centro de Montevideo, la capital, los especialistas de ambas instituciones se involucrarán en el proyecto, que tiene como meta la investigación y desarrollo de diferentes genotipos estabilizados de Cannabis Sativa con alto contenido de CBD y un porcentaje menor a 1% de tetrahidrocannabinol (THC).

El INIA participará en la mejora genética

En este sentido, INIA se centrará en la evaluación de los cultivos. También participará en la mejora genética y desarrollo de sus componentes agronómicos. Esto marcará un hito en la institución y aportará valor en la investigación del cannabis para uso medicinal. Y en línea con su objetivo de generar y adaptar conocimientos y tecnologías para contribuir al desarrollo sostenible del sector agropecuario y del país.

Y como resultado del proyecto, se pretende obtener tres materiales de Cannabis Sativa con THC menor a 1%. De estos dos serán registrados ante el Instituto Nacional de Semillas de Uruguay (INASE) bajo titularidad de la firma española. Uno bajo la titularidad de INIA.

“Uruguay estuvo a la vanguardia mundial en el tema de reglamentación del uso de cannabis medicinal. Hoy en día está en una situación muy ventajosa con respecto a los materiales genéticos que puede manejar. Lo que atrae inversores extranjeros”, expresó el titular del INIA, José Repetto.

Por Rama

Más Artículos
Los hawaianos esperan legalizar el cannabis recreativo en 2019
>