NEWS

Senado de México no estuvo a la altura del desafío de legalizar

7 mayo, 2021, 21:00 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

El Senado de México dejó correr el plazo para legalizar el cannabis y el nuevo plazo se pasó para septiembre.

Una vez más, faltó voluntad política en los dirigentes de México para legalizar la marihuana.

Tal como adelantamos en LaMarihuana días atrás, el plazo que la Corte Suprema dio para aprobar la nueva ley, que recibió media sanción en Diputados, acabó sin novedades.

Incluso, y tal como informa RT, el Senado de México sólo dejó que pase el día, sin pedir al máximo tribunal que le otorgue una nueva prórroga.

Fueron los enfrentamientos entre ambas cámaras y los legisladores los que provocaron que el trámite parlamentario quedara inconcluso.

Así, fueron infructuosos los años de debates públicos y de la inconformidad y los reclamos de las organizaciones cannábicas.

De nada sirvió la presión de activistas que durante más de un año mantuvieron un campamento afuera del Senado para exigir sus derechos. 

Aunque reconocían que la media sanción en Diputados adolecía de múltiples fallos para legalizar, preferían que se aprobara ahora y se corrigiera después.

El más importante de ellos era el mantenimiento de la criminalización a los usuarios.

Las expectativas de que finalmente el proyecto avanzara crecieron cuando las comisiones de Justicia y Estudios Legislativos del Senado aprobaron la iniciativa. 

En ese momento solo faltaba el dictamen de la Comisión de Salud para poder llevarlo a votación al pleno. 

Sin embargo, este grupo de trabajo jamás se reunió para debatir una regulación que ha provocado un largo e intenso debate social.

En las próximas semanas la Corte deberá pronunciarse sobre el incumplimiento del Poder Legislativo, pero la postergación ya es un hecho. 

Como las sesiones ya terminaron, la opción de legalizar el cannabis se retomará a partir de septiembre, cuando asuma la nueva Legislatura.

También cuando el Senado modifique el dictamen que recibió de la Cámara de Diputados y se lo devuelva.

El problema es que eso implica comenzar de nuevo, ya que en ese momento la Cámara de Diputados se habrá renovado con las y los legisladores que serán electos el próximo 6 de junio y que recién se pondrán a estudiar el proyecto de ley.

Así, la iniciativa seguirá yendo y viniendo entre ambos órganos legislativos sin cumplir con las exigencias de la Corte.

Senado México legalizar

Cómo fue el proceso para legalizar en el Senado de México

La historia para legalizar el cannabis en México comenzó a fines de 2016, cuando el Congreso aprobó la legalización de la marihuana exclusivamente con fines medicinales. 

Dos años más tarde, la Corte emitió un fallo a favor de los usuarios y usuarias que habían interpuesto un amparo para poder usar cannabis con fines personales, lúdicos o recreativos. 

En otras palabras, solamente por gusto.

“El derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad permite que las personas mayores de edad decidan –sin interferencia alguna– qué tipo de actividades lúdicas desean realizar”.

“Ese derecho no es absoluto y podría regularse el consumo de ciertas sustancias, pero las afectaciones que provoca la marihuana no justifican una prohibición absoluta”, afirmó la Corte en una sentencia que sentó jurisprudencia y la volvió obligatoria.

De esta forma determinó que el Poder Legislativo tenía de plazo hasta el 31 de octubre de 2019 para reformar la Ley General de Salud que todavía prohíbe el uso recreativo del cannabis.

La sentencia fue histórica porque implicaba un cambio radical de visión con respecto a las políticas de la llamada guerra contra las drogas. 

No obstante, la fecha no se cumplió, por lo que el máximo tribunal de México estableció una segunda prórroga para legalizar que vencía el 30 de abril del 2020.

Pero llegó la maldita pandemia y ésta se pospuso de nuevo al 30 de abril de 2021.

Con miras a cumplir los plazos, el pasado 20 de noviembre el Senado aprobó la nueva ley sobre cannabis.

Esto cambió la letra de la Ley General de Salud y el Código Penal, y la envió para su debate a la Cámara de Diputados. 

Pasaron cuatro meses, el 10 de marzo, para que este órgano la apruebe en el pleno, pero con múltiples modificaciones.

En consecuencia, tuvo que devolverla a un Senado que enfrentó la disyuntiva de pasarla así para evitar que se siguiera postergando, o de volver a redactarla y pedir un nuevo plazo a la Corte.

En las últimas semanas, quedó clara la inconformidad de los senadores porque los diputados le habían “corregido” una ley tan trascendental.

Y fue el oficialista Ricardo Monreal, jefe del partido Morena en el Senado, el que adelantó que el Congreso de México no tiene aún la voluntad de legalizar el cannabis.

Senado México legalizar
@peperivera

Senado no aprueba cambios de Diputados para legalizar en México

Una de las enmiendas centrales que sufrió el proyecto fue la eliminación del Instituto Mexicano para la Regulación y Control del Cannabis.

Este iba a ser el nuevo órgano encargado de diseñar políticas públicas, supervisar las asociaciones de consumidores de marihuana y otorgar las licencias para su producción industrial y venta.

La Cámara de Diputados estableció que esa función le correspondería a la Secretaría de Salud y la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic).

Por ello fue rechazado por los usuarios que advirtieron que nuevamente se les pretende tratar como enfermos sin respetar sus derechos humanos.

Otro de los aspectos más polémicos fue el aumento de penas que contradicen el espíritu de la sentencia de la Corte que convoca a respetar los derechos de los usuarios. 

Los diputados incrementaron de tres a cuatro años de prisión y de 80 a 100 días de multa las sanciones a quienes posean cannabis psicoactivo sin la autorización correspondiente.

Esto a pesar de que, por la cantidad encontrada, no pueda considerarse que está destinada a comercializarla o a suministrarla, así sea gratuitamente.

Además, eliminaron la prohibición de consumir cannabis en lugares públicos, escuelas, restaurantes y oficinas gubernamentales, y se limitaron a imponer multas. 

También se borró la prohibición de fumar frente a otras personas sin su consentimiento y se facilitó el otorgamiento de licencias a empresas, en detrimento a campesinos y comunidades.

En términos generales, el dictamen establece que en México se producirán cannabis y sus derivados con fines de autoconsumo (ya sea a través del autocultivo en casas particulares o en asociaciones).

También de comercialización y venta, y de producción con fines de investigación e industriales. 

Asimismo, otorga permisos de cultivo personal y de creación de asociaciones cannábicas con tope de posesión de plantas.

La nueva norma cambia por completo el enfoque de las políticas de sustancias que predominó durante un siglo. 

Pero, al mismo tiempo, las postergaciones de su aprobación demuestran la complejidad de terminar con los prejuicios impuestos por el prohibicionismo.

Incluso, de establecer las pautas de un nuevo mercado legal que, se prevé, será multimillonario.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular