Suenan más voces a favor del cannabis en la NBA

Algunas semanas atrás, el comisionado de la NBA, el torneo de baloncesto más espectacular del mundo mundial, Adam Silver, abría una puerta al uso de cannabis medicinal en la liga, especialmente, para tratar los dolores post partido. Y una vez que habló el jefe, el eco se expandió en las viejas glorias, aquellos que durante años le pusieron el cuerpo a interminables seguidillas de partidos que no se suspenden ni en fiestas de fin de año.

Matt Barnes, Al Harrington, Cuttino Mobley o Kenyon Martin. También Mensah-Bonsu y el inolvidable Steve Kerr, parte de uno de los quintetos más recordados por todos, el de los Chicago Bulls de Michael Jordan. 

“Yo nunca he lo he probado, no sé como funciona, pero si es una manera más natural de ayudar al jugador, estoy a favor”. El que habla es el inglés Pops Mensah-Bonsu, un alero de 2,06 metros que jugó en Toronto Raptors, Houston Rockets, San Antonio Spurs y Dallas Mavericks, entre otros, pero que es recordado por dos hechos fundamentales. Uno es haber jugado un sólo partido para que el CB Granada no baje a la LEB. Fue el 5 de mayo de 2008 contra el TAU de Vitoria, y Mensah-Bonsu lideró el partido anotando 22 puntos y 9 rebotes acabando con un 29 de valoración, atrapando el último rebote que daba la victoria a su equipo y quedando como un héroe en un partido histórico para el equipo granadino, que finalizó 89-87.

El otro hecho fue la suspensión por dos años que adelantó su retiro de la actividad profesional, en 2014, mientras jugaba para el AEK de Atenas. La Federación Griega de Baloncesto le sancionó por dos años por el uso de Adderall, una sustancia para tratar el Trastorno de Déficit de Atención (TDAH), un trastorno muy habitual en niños pero que con el tratamiento se mantiene bajo control. La sustancia es aceptada por la NBA, ya que fueron los propios doctores de los Nuggets durante el training-camp los que le dieron el medicamento, pero algunas ligas europeas todavía no la contemplan.

“He acabado en una posición privilegiada, pero a veces pienso que todavía podría estar jugando”, se lamenta Pops, “Debería ser legal poder usarlo (al cannabis) porque la gente necesita medicamentos diarios para funcionar, fuera de la pista. Tendría que haber más conciencia con situaciones así, es muy injusto para los jugadores, ya que una situación así acabó con mi carrera”.

“Toda la vida he tenido que tomar muchas pastillas anti inflamatorias para las rodillas o analgésicos para las lesiones. Es necesario encontrar un método alternativo para que los jugadores tengan una manera sana y natural de recuperarse”, estimó.

“La marihuana es mejor que los medicamentos”

En la misma onda que el bueno de Pops está el estadounidense Steve Kerr, el dueño de los tiros de tres puntos del quinteto ideal de los Bulls de Chicago. Ocho veces campeón de la NBA, cinco como jugador y tres como entrenador y campeón mundial con la selección de Estados Unidos en España 1986. Uno de los deportistas más exitosos en la historia del deporte.

Kerr asumió haber usado cannabis para controlar sus dolores luego de una operación de espalda y todavía apoya su uso para el tratamiento médico sobre la prescripción de opiáceos u otros medicamentos a los jugadores. 

“Por ejemplo, si eres jugador de NFL y tienes mucho dolor, no creo que haya ninguna duda de que la marihuana es mejor para tu cuerpo que el Vicodin. Y, sin embargo, a los atletas de todo el mundo se les receta Vicodin como si fuera vitamina C”, comentó en el podcast de CSN Bay Area.

“Siento firmemente que la marihuana es una opción mucho mejor que algunos de los medicamentos recetados y sé que está ayudando a muchas personas, lo cual es genial”, resumió.

Por Rama

  • Más Artículos
    Israel, Benjamin Netanyahu: considerando la legalización, puede ser pronto
    >