En Suiza es legal el consumo y venta de marihuana de baja potencia

Los empresarios suizos tienen grandes esperanzas para el cannabis en Suiza, donde el negocio ha tomado  impulso repentino en los últimos meses, seis años después de que el país legalizase el cannabis de baja potencia.

Desde el 2011 Suiza permite que los adultos compren y consuman cannabis con un máximo del 1% de THC. Pero su potencial de hacer dinero sólo parece haber sido descubierto a finales del año pasado, según las autoridades.

Desde finales del año pasado ha habido un gran aumento en el registro de empresas que están interesadas en la venta de cannabis con estas características, dice un portavoz de la Agencia de Aduanas de Suiza en Berna, que grava el comercio.

Cerca de 150 empresas son las que están registradas y se esperan unos 100 millones de dolares en ventas, aunque no descarta la Agencia que se supere gracias al actual boom.

Empresas mayoristas como KannaSwiss un suministrador de cannabis de bajo contenido en THC han cuadruplicado su personal en los últimos meses. En sus instalaciones de interior la empresa cultiva hasta 3.000 plantas y la demanda va en aumento. “Realmente estamos viendo el auge en el último mes o dos”, dijo di Cassano uno de los directivos de la empresa.

Di Cassano dice que posiblemente este boom puede haber sido provocado por una campaña de la aduana de cobrar el impuesto y que serviría como recordatorio a los negocios de que el gobierno suizo ha tomado en serio la legalización.

La legalización en Suiza del cannabis bajo en THC llega después de que varios estados de Estados Unidos han despenalizado o legalizado la marihuana.

Varios países europeos ya han explorado cambiar sus leyes para adecuarse a la coyuntura actual de la marihuana y a la autorización de cannabis de bajo contenido en THC. Aunque Suiza ha sido de los primeros países en cultivar cannabis recreativo legal de baja potencia.

En un comercio de cannabis de Ginebra llamado Doctor Greens uno de sus fundadores dice que los ingresos mensuales en ventas han pasado de 50.000 a 100.000 francos suizos.

“Nuestros clientes son muy variadas. En realidad no es sólo el estereotipo de los fumadores de porros en paro, con gorras hacia atrás y zapatillas de deporte,” dijo “Son de todos los ámbitos de la vida: vienen personas hasta de 88 años de edad, así como los trabajadores, banqueros y abogados.”

  • Más Artículos
    El viernes se celebra el “Hemp Business Day”​ coincidiendo con Expogrow
    >