Te ayudamos a superar una mala experiencia con la marihuana

Todo el mundo que ha consumido marihuana alguna vez en su vida sabe que, en algunas ocasiones, puedes haber tenido una mala experiencia.

PatrocinadorSeedsman

Todo el mundo que ha consumido marihuana alguna vez en su vida sabe que, en algunas ocasiones, puedes haber tenido una mala experiencia. Desde aquí te ayudamos a superarlo para que disfrutes de todos sus beneficios.

¿Cómo superar una mala experiencia con la marihuana?

Existen muchos factores que pueden influir en una mala experiencia con la marihuana, el primero es el estado físico de la persona y la calidad del producto; por ello, si deseas consumir marihuana, lo mejor es que optes por la calidad y compres las semillas de cannabis de Seedsman, una tienda especializada donde la calidad es inherente al producto.

A continuación, te damos algunos consejos que puedas superar esta mala experiencia:

  • Entorno: asegúrate de estar en un lugar que te resulte familiar y en el que estés cómodo.
  • Nueva hierba: si es un producto nuevo para ti, lo mejor es que empieces poco a poco y vayas comprobando el efecto.
  • Come antes: es importante tener agua a tu disposición, para no deshidratarse, y el estómago lleno.
  • No mezclar con alcohol: los síntomas derivados a la mezcla de ambos productos pueden sacarte de tu zona de confort.

Si estás sufriendo una mala experiencia, lo mejor que debes hacer es:

  • Relájate: recuerda que no estás en peligro y piensa en cosas que te hagan sentir bien.
  • Come un poco de limón: reduce los niveles altos de consumo de cannabis y acorta sus síntomas.
  • Tritura un grano de pimienta.
  • Toma aire fresco.
  • Come y bebe.
  • Habla: comentar lo que te está pasando te puede ayudar a tranquilizarte.
  • Descansa: siéntate, cierra los ojos y descansa. Si puedes dormir, mucho mejor.

Síntomas

Los síntomas derivados del consumo de la marihuana dependen de cada persona, aunque los más comunes son:

  • Adormecimiento de la cara: aunque puede alarmarte al principio, es algo común y no tienes que preocuparte demasiado. Además, en muchas ocasiones suele ocurrir que tienes la cara pálida.
  • Aumento del ritmo cardíaco: es normal empezar a sudar y sentir un aumento del pulso o que te falta el aire.
  • Ansiedad: con el paso de los minutos, es posible que te sientas más ansioso.
  • Ganas de vomitar.

Uso medicinal del cannabis

El uso autorizado de Sativex, una medicina creada a base cannabis, en España es uno de los principales avances de la marihuana terapéutica en nuestro país.

Este producto está pensado para mejorar la vida de pacientes con un trastorno motor del sistema nervioso derivado de la esclerosis múltiple.

¿Cómo la sociedad ve cada día mejor el consumo de marihuana?

El consumo de cannabis no es algo nuevo, se usa desde hace siglos en todo el mundo con fines medicinales y religiosos pero, en los últimos años, su uso se ha centrado más en la diversión.

 

A pesar de no estar totalmente legalizado en España, su consumo es cada vez mayor. Por ejemplo, el Ministerio de Sanidad aseguró, en 2018, que un 7,3% de los españoles aseguraban haber consumido cannabis durante el último mes; en otras palabras, unas 322.000 personas.

Beneficios del uso del cannabis

Entre los múltiples beneficios del cannabis, destaca su ayuda para mejorar la eficacia de otros fármacos y a diluir los vómitos y las náuseas derivadas de enfermedades como el SIDA. También es muy beneficioso para enfermedades como:

  • Anorexia y caquexia: el consumo de cannabis aumenta el apetito, lo que es beneficioso para pacientes con anorexia o SIDA. Además, muchos pacientes con Alzheimer han visto un aumento de peso tras haber consumido marihuana.
  • Depresión: mejora el humor y ayuda a reducir la depresión.
  • Músculos tensos: mejora el control de esfínteres y mejora los efectos producidos de la esclerosis múltiple, como pueden ser el dolor, la parestesia, los temblores y la ataxia. Además, estos pacientes muestran unos impresionantes beneficios en la espasticidad, un trastorno del sistema nervioso que hace que los músculos estén siempre contraídos.
  • Hiperactividad o TDAH.
  • Epilepsia: su utilización para estos pacientes es una de las terapias más reconocidas del uso del cannabis. Según diversos estudios, estas personas son capaces de controlar los síntomas de la enfermedad.
  • Picor: su uso, tanto en pomada como por vía general, disminuye el picor en distintas zonas.
  • Glaucoma: su consumo reduce la presión intraocular entre un 25-30% en pacientes de glaucoma, pudiendo llegar hasta un 50%.
  • Alzheimer: aumenta el apetito y reduce la agitación y las alteraciones del comportamiento.
  • Enfermedades autoinmunes, inflamatorias y alérgicas: actúa como analgésico y tiene un efecto anti-inflamatorio.
  • Enfermedades del movimiento: su consumo para estos pacientes les ayuda a reducir la ataxia y los temblores. Además, algunos estudios aseguran una mejoría en pacientes con Parkinson y la enfermedad de Huntington.

 

Más Artículos
El cannabis y los ojos rojos: ¿a qué se debe y cómo evitarlo?
>