Técnicas de cultivo avanzada: el Super Cropping

El Super Cropping o traducido “Super Cosecha”, es una técnica de cultivo que bien aplicada consigue aumentar los rendimientos de una planta entre un 15 y un 20%. También se le llama HST, acrónimo de High Stress Training o “entrenamiento de alto estrés”. Básicamente, consiste reducir el crecimiento horizontal de una planta doblándola, pero hasta tal punto que se lleguen a romper las fibras del tallo. La explicaremos más detenidamente para comprenderla mejor.

Prácticamente todas las plantas de cannabis cuentan con una apical dominante que es la que recibe el mayor flujo energético. Las auxinas que allí se producen, poseen un inhibidor de crecimiento que impide que cualquier rama inferior la supere en altura. Y en la apical de cada rama sucede lo mismo con las ramas secundarias. Como si de un orden jerárquico se tratara.

Pero si esa apical la suprimimos o situamos a un nivel más bajo que las ramas inferiores, cada apical de las ramas inferiores comenzará a recibir un mayor flujo energético y competirán entre ellas por ser la apical dominante. Pero en el Super Cropping no se poda, sino como decimos, se dobla a lo bestia, hasta prácticamente partir el tallo, pero con matices.

La estructura interna del tallo está formada por el xilema, el floema y el cambium, que son encargados del transporte de líquidos y sales minerales desde las raíces a las hojas. Cuando doblamos un tallo con cuidado hasta notar como se rompen las fibras internas, estaremos interrumpiendo momentáneamente éste transporte de agua y nutrientes, favoreciendo el flujo hacia otras zonas.

Estos quiebros en los tallos se regeneran rápidamente, creando una callosidad circundante que permite posteriormente un mayor flujo de agua, nutrientes y también hormonas. El resultado realizando esta técnica en las ramas a lo largo de la fase de crecimiento, será una planta de tamaño contenido, con decenas o cientos de gruesas apicales a una misma altura. Éste será el mejor soporte para la fase de floración, ya que prácticamente no hará ningún cogollo de las apicales que reciba sombra.

Cabe destacar que no todas las genéticas responden a esta técnica del mismo modo. En general son las sativas e híbridos sativas por su tendencia a ramificar fuertemente. Las índicas suelen tener una menor ramificación y su desarrollo es algo más lento. Podemos simplemente quebrar el tallo principal a media altura en cuanto la planta tenga unos 6-7 nudos, aproximadamente en la 5ª-6ª semana de crecimiento.

Siempre será mejor comenzar en una rama cuando se emplea esta técnica por primera vez. Si nos pasamos doblando y partimos de todo una rama, será menos pérdida que si lo hacemos con la apical. Servirá simplemente de prueba. Con el dedo índice y pulgar de cada mano sujeta el tallo dejando en medio una pequeña sección de 1-2 cm. Y vete doblando ligeramente a derecha e izquierda, aumentando poco a poco la presión. Notarás como cada vez cede más y más. Ése será el momento para doblar unos 100º hasta que las fibras internas se quiebren y el tallo quede colgando. La corteza, debería quedar intacta, sin ninguna herida externa.

Ésto lo deber ir haciendo con todas las ramas, consiguiendo finalmente una planta rechoncha, muy ramificada y con unos tallos realmente gruesos. El Super Cropping se realiza preferentemente durante toda la fase de crecimiento y primeros días de la fase de transición. Y como último consejo, ten a mano cinta especial para injertos para realizar un vendaje por si dado el caso se te va la mano y alguna en alguna rama se produce algún daño superficial.

  • Más Artículos
    ¿Cómo hacer tus propias semillas de cannabis?
    >