NEWS

Test de Beam para reconocer variedades ricas en CBD

6 octubre, 2021, 9:00 AM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

¿Quieres saber si alguna de tus plantas de cannabis tiene un alto contenido en cannabidiol o CBD? Pues es muy sencillo hacerlo en casa gracias al “Test de Beam”.

¿En qué consiste el Test de Beam?

El Test de Beam es una técnica colorimétrica. Es decir que es utilizada para determinar la concentración de compuestos coloreados en solución.

Esta técnica fue descubierta en 1911 por el Dr. W. Beam del Laboratorio de Investigación Wellcome Tropical, de Jartum.

Para realizar este test, será necesario el llamado “reactivo de Beam“. Está compuesto principalmente por dos elementos: el hidróxido de potasio (KOH) y el etanol.

Por qué es interesante conocer las plantas ricas en CBD

El mercado cada día ofrece más variedades ricas en CBD. Son genéticas muy interesantes, ya es este cannabinoide no es psicoactivo y modula o modera los efectos del THC.

A mayor cantidad de CBD en una planta, ésta tendrá menos psicoactividad.  Lo realmente interesante de estas variedades, es que el CBD tiene un alcance más amplio que el THC para aplicaciones médicas.

 

Test de Beam

Este sus propiedades, el CBD se ha mostrado eficaz en enfermedades como la epilepsia, la esclerosis múltiple, el síndrome de West, los desórdenes de ansiedad o las náuseas.

Produce un ligero efecto sedante, inhibe la transmisión de señales nerviosas que se asocian al dolor, y también se ha visto que es capaz de reducir el crecimiento de las células cancerosas en cáncer de mama y reducir su invasividad.

Las variedades CBD no son algo nuevo, ya que siempre han existido. Pero nunca hasta hace algo más de una década, fue un cannabinoide que interesase mucho al cultivador.

Estamos convencidos que muchas cosechas fueron desechadas por ser poco potentes. Y quizá se debiese a su alto contenido en cannabidiol.

La famosa Juanita “la lagrimosa”, por ejemplo, tan sólo hasta que se pudo analizar y conocer su alto nivel de CBD, no se conoció todo su potencial.

Para conocer los niveles de CBD de una variedad, los profesionales recurren a pruebas cromatográficas de capa fina en laboratorios especializados.

Cromatografía de capa fina

Esto les permite ir quedándose y trabajando con las variedades que muestran ratios más elevados de cannabidiol con los que después desarrollar nuevas variedades.

Pero el CBD no es del todo un gen hereditario. En un principio, contando con variedades ricas en cannabidiol se conseguirá una descendencia también rica en CBD.

Pero cualquier variedad puede extraordinariamente contener altos niveles de cannabidiol sin tener influencia de sus padres. Es el caso de la famosa Juanita la Lagrimosa que hablamos antes.

Lo que necesitamos para realizar el Test de Beam

  • Etanol
  • Hidróxido de potasio
  • Tubos eppendorf
  • Pequeña muestra de marihuana
  • Una jeringa

El etanol es simple alcohol de farmacia, cualquiera tendrá en casa. Preferiblemente usaremos el de 95º, por si tenemos que ir a comprarlo a la farmacia.

El hidróxido de potasio se emplea en la fabricación de jabones. Viene en formato escamas y es muy fácil de encontrar.

Pero también se puede recurrir a un pH Up o aumentador de pH. Busca alguno que en su composición únicamente incluya hidróxido de potasio, son muy comunes.

tubo eppendorf

Con ponerlo en un recipiente y por ejemplo sobre un radiador, se evaporará el líquido y conseguiremos un polvillo. Es hidróxido de potasio puro.

Los tubos eppendorf son los típicos que usan muchos bancos de semillas para su envasado. Por ejemplo Sweet Seeds usa un tipo de envase que nos iría bien para hacer el test de beam.

Usaremos un único tubo por cada variedad que analicemos, lógicamente. Así que no te olvides identificar cada uno poniéndole el nombre de la variedad con una pegatina o un rotulador permanente.

Y lógicamente también necesitaremos hierba. Con 0,10 gramos de cada cogollo que queramos analizar, sería más que suficiente.

La hierba previamente la descarboxilaremos en una fuente de horno durante unos 15 minutos y a 120-140º de temperatura.

Cómo realizar el test de beam

Para empezar en cada tubo eppendorf añadimos una pequeña cantidad del cogollo a analizar. Ayúdate de un palillo si es necesario para introducirlo del todo.

Por otro lado, en un recipiente mezclamos 10ml de alcohol etílico con 0,5 gramos de polvo de hidróxido de potasio. Y mezcla bien hasta deshacerlo por completo.

Con la ayuda de la jeringa, añadimos esta mezcla en los tubos, los cerramos y los agitamos durante un par de minutos.

Por último, con cuidado quitamos la hierba para a continuación poder distinguir bien los colores que se mostrarán en el líquido.

Test de beam

Las muestras de las variedades más ricas en CBD se irán poniendo de un color rojizo, anaranjado o violeta. En cambio, las ricas en THC permanecerán de un color amarillento.

Los colores se definen perfectamente pasados unos dos días, así que espera este tiempo para asegurarte. Cuanto más intenso sea el color de alguna de las muestras, más contenido en CBD tendrá.

Lo que sí no podremos saber es cual es su contenido exacto, pero sí nos valdrá para conservar esa planta para volver a cultivarla o dedicarla a algún proyecto de cría.

Hoy en día una de estas variedades puede llegar a ser tan espectacular e interesante como cualquier otra, sobre todo para quienes no buscan efectos psicoactivos y sí terapéuticos.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular